Publicidad

Cuidar la piel o adaptar la técnica son algunos consejos que veremos hoy para mejorar la natación en aguas abiertas de la mano de ZONE3.

Con las últimas pruebas de la temporada de triatlón a la vuelta de la esquina, la búsqueda de cualquier ventaja competitiva es crucial. En este momento decisivo, estos cuatro consejos para nadar mejor en aguas abiertas no solo pueden marcar la diferencia en las próximas competiciones, sino que también pueden elevar tu confianza y habilidades en el agua. Estas valiosas ideas te ayudarán a navegar por las aguas con éxito, independientemente de tu nivel de experiencia, preparándote para enfrentar tus desafíos finales  con determinación.

1. Domina la orientación.

La orientación es una habilidad fundamental en la natación en aguas abiertas, especialmente durante las competiciones. Antes de una carrera, es imprescindible revisar cuidadosamente el recorrido. Además de las boyas, que a veces pueden estar bastante distantes, es útil tomar referencias visuales, como edificios u objetos característicos, para mantenerse en el rumbo correcto. También es recomendable levantar la cabeza y mirar hacia adelante cada pocas brazadas para asegurarse de que estás nadando en la dirección correcta, lo que proporciona confianza y evita nadar distancias innecesarias. A veces seguir los pies del de delante no es la mejor opción.

2. Controla las condiciones climatológicas

El mar no es una piscina por lo que no siempre encontraremos condiciones perfectas. Antes de una sesión de entrenamiento o una competición, es esencial revisar las condiciones climáticas, como el oleaje, las corrientes y el pronóstico del tiempo. En algunas regiones, como en el norte de España, es común que aparentemente el mar esté en calma, pero luego se desate una tormenta por la tarde, lo que puede causar problemas significativos y estar preparado es clave.

Publicidad

4. Cuida tu piel

Para prevenir rozaduras y heridas incómodas debido al contacto con el agua salada, aconsejamos aplicar una crema lubricante o vaselina como esta de ZONE3 en áreas propensas a sufrir daños, como el cuello y las axilas. Esto es especialmente importante cuando usamos neoprenos con mucho desgaste o de una calidad baja.

5. Adapta tu técnica

Hay que destacar la diferencia fundamental entre la natación en piscina y en aguas abiertas. Entrenar como un nadador de piscina y luego competir en aguas abiertas o triatlones no tiene sentido. En aguas abiertas, se requiere más frecuencia y fuerza en las brazadas. Además, es importante llevar una respiración bilateral, lo que puede ayudar a mantener el equilibrio y mejorar la técnica en aguas abiertas. Para desarrollar esta técnica, sugerimos ejercicios como atarse los pies para aumentar la frecuencia de las brazadas y la fuerza.

Te puede interesar : 8 útiles consejos para mejorar tu natación si no tienes mucho tiempo

MÁS PRODUCTOS ZONE3

Publicidad