Publicidad

El belga se se lleva la victoria en la prueba, reconvertida en duatlón. Tim Don acabó noveno en su regreso a una carrera de larga distancia.

El belga Bart Aernaouts ha conseguido la victoria en la segunda edición del Ironman de Hamburgo, una carrera que se ha reconvertido en un duatlón debido a la alta cantidad de algas verdes azuladas en el río Alster. La organización de la prueba decidió sustituir el segmento de natación por un tramo de carrera a pie de 6 kms previos a los 180 de bicicleta y al maratón final.

Aernouts ha controlado la prueba desde el incio, llegando líder a la T1 y exhibiéndose sobre la bicicleta, al igual que un James Cunnama que ha firmado un espectacular parcial sobre ruedas de 4 horas y 44 segundos. Ambos llegaron juntos a la segunda transición, pero el maratón en 2 horas y 39 minutos de Aernouts ha decantado defintivamente la carrera. El inglés Joe Skipper ha logrado la plata superando a Cunnama, que ha aguantado la 3ª posición hasta meta.

Otro de los alicientes de la prueba era el regreso a una competición de larga distancia de Tim Don, sólo nueve meses después del accidente que sufrió entrenando en Hawai. Don ha acabado siendo 9º a pesar de haber firmado una gran primera mitad de carrera y de haberse bajado a correr en posiciones de podio. Allí, en el sector de atletismo, el británico no ha podido mantener el nivel que estaba mostrando y ha acabado el maratón en un tiempo de 3 horas y 14 minutos.

Respecto a la prueba femenina, la vencedora final ha sido la australiana Sarah Crowley. La alemana Katharina Groham y la danesa Maja Stage Nielsen han completado el podio en la ciudad germana.

Publicidad
Publicidad