Publicidad

Chelsea Sodaro, la gran favorita para la victoria, vence y convence en el Ironman Nueva Zelanda mientras que Steven McKenna se lleva la victoria en hombres

CATEGORÍA FEMENINA


Chelsea Sodaro era la gran favorita para hacerse con el primer Ironman de la temporada y más tras la baja de última hora por COVID de la neozelandesa Rebecca Clarke. Un Ironman Nueva Zelanda que volvía abrir la temporada de Larga Distancia y que además, ofrecía tres billetes para el Campeonato del Mundo Ironman.

Publicidad

Un grupo de cinco triatletas comandado por la estadounidense McCauley y donde estaban sus compatriotas Kessler y Sodaro junto a la chilena Riveros y Hollioace salían primeras del agua en un tiempo de 55:51. Por detrás, a más de seis minutos lo hacían otras de las favoritas como Amelia Watkinson o Els Visser

En la bici, desde el principio la gran favorita Chelsea Sodaro puso un ritmo increíble que sólo pudo aguantar Jocelyn McCauley y al paso por el kilómetros 90 ya aventajaban en más de 4 minutos al grupo perseguidor. Aún así, el kilómetro 100 fue un punto de inflexión de la prueba donde Jocelyn McCauley empezó a aventajar a Chelsea Sodaro por un problema de la Campeona del Mundo para llegar al kilómetro 140 con cuatro minutos de ventaja. Aún así, Sodaro pudo reducir esa distancia para llegar a la T2 con apenas dos minutos y medio de distancia perdidos sobre su compatriota pero con todas las opciones abiertas teniendo en cuenta su poderío en la carrera a pie. Por detrás, aunque a más de seis minutos llegaban la neerlandesa Els Visser y Hollioace 

La carrera a fie fue un auténtico recital y demostración de poderío de una Chelsea Sodaro que ilustraba como en la media y larga distancia, pues pocas rivales pueden hacerle sombra en la carrera a pie. Con un tiempo final de 2:49:59 y aventajando en casi 15 minutos al segundo mejor parcial, se llevó la victoria final y el billete para el Campeonato del Mundo Ironman Niza del mes de septiembre.

Por detrás, el segundo puesto se decidió en los últimos 8 kilómetros cuando la neerlandesa Els Visser adelantaba a Jocelyn McCauley para hacerse con el segundo cajón y relegar a la estadounidense a la tercera plaza. Ambas, a más de 17 minutos de Chelsea Sodaro

CATEGORÍA MASCULINA 


La baja de Braden Currie para la cita de Nueva Zelanda a última hora fue un golpe importante para una carrera que se quedaba sin uno de sus favoritos y grandes nombres. Aun así, la competición contaba con Steven McKenna, Mike Phillips o Justin Metzler como principales candidatos. 

En la natación cuatro fueron los primeros triatletas en salir del agua en 52:07 con Justin Metzler y Steven McKenna en dicho grupo acompañados de Niek Heldoorn y Michael Boult. Por detrás, Mike Phillips perdía apenas poco más de dos minutos con cabeza de carrera. 

Mientras Michael Boult se caía del grupo, Mike Phillips iba remontando desde atrás para al pasar por el kilómetro 70 llegar al primer grupo donde estaban los máximos favoritos Niek Heldoorn, Steven McKenna y Justin Metzler. Nada más llegar a cabeza de carrera, el neozelandés y número 29 del ranking PTO Phillips ponía un ritmo increíble para romper el grupo en mil pedazos y llegar primero a la segunda transición con más de dos minutos respecto al neerlandés Niek Heldoorn y Steven McKenna y tres sobre Justin Metzler. Todo estaba abierto para una maratón que iba a ser una auténtica batalla

Steven McKenna kilómetro a kilómetro fue recortando esos dos minutos sobre el neozelandés para en el paso por la media maratón, situarse en cabeza de carrera. De cerca le seguía el neerlandés Heldoorn que no perdía mucho margen y que, además, también daba caza de Mike Phillips y se colocaba en segunda posición al paso por el kilómetro 24. Un Niek Heldoorn que fue de menos a más y que en el kilómetro 30 daba caza de Steven McKenna para colocarse primero dando señales inequívocas de su fortaleza. 

Aún así, esas señales pronto desaparecieron y a menos de seis kilómetros del final, Steven McKenna volvía hacerse con el primer lugar para llegar a meta y llevarse una gran victoria con un tiempo final de 7:39:08. Por detrás y en segundo lugar llegaba el neerlandés Niek Heldoorn y en tercer lugar lo hacía Ben Hamilton que daba caza de Mike Phillips en los últimos kilómetros de la maratón

Publicidad