Publicidad

Ganar una cita mundial puede ser cuestión de azar, pero cuando revalidas el título, dejando actuaciones como las de Daytona, está claro que eres uno de los mejores de la historia

Luego de un ‘chorreo’ made in Gustav Iden como el del pasado domingo por la madrugada, uno se pregunta dónde está el techo del triatlón en la media y la larga distancia.

Si bien es cierto que hay quien dice -Noya incluido- que el triatlón de corta alcanzó su pico máximo de nivel y espectáculo entre el 2011 y 2013, quedando las Olimpiadas de 2012 y la Gran Final de 2013 como momentos más icónicos; las distancias sin drafting están viendo como año tras año se avanza a pasos agigantados.

Dejando aparte el hecho de que muchos eventos y organizadores optan por recortar la distancia de algunos sectores, el hecho de que los aspectos y parámetros a tener en cuenta para una carrera 2, 3 o 4 veces más larga de lo normal, hacen que en muchos casos, el análisis multi factorial del Team Norway juegue muy a favor de sus deportistas.

Publicidad

Hoy repasaremos la perfecta ejecución del joven de 25 años para conseguir su segunda corona mundial en media distancia

Natación

24:53, siendo el 23:47 de Ben Kanute el parcial más rápido, supone nadar 4″/100m más lento que el estadounidense, que salió a reventar la carrera.

Seguramente, el hecho de guardar balas en este primer sector, y no nadar por encima de sus posibilidades -como si se debe hacer en ITU- le ayudó a volar en el siguiente sector

Ciclismo

Espectáculo sobre ruedas.

Meterle casi 2 minutos a Sam Long, en un circuito que el de Argon 18 se conocía al dedillo, es andar mucho.

Concretamente es andar a una media de 300w y 320w normalizados durante 1:58:58 (crono oficial) a una media de 45,4 km/h.

La FC media es de 165 pulsaciones, viendo claramente en el gráfico como se desarrolló la carrera: Caza, incursión en el grupo y posterior ataque letal para llegar solo a la T2.

Actividad en Strava, aquí

Carrera a pie

Un simple ‘paseo’ para el noruego, con un tiempo final de 1:11:31 que supone una media de 3:26/km, que viene a explicar la dureza del sector ciclista y los metros positivos que se acumulaban en las dos vueltas al circuito, 330m+.

Para poner en perspectiva, el Mundial 70.3 de Niza de 2019 dónde también ganó Iden, corrió a una media cercana a 3:15/km, soltando a Ali Brownlee y después de una bici con desnivel.

La FC media es de 169 pulsaciones.

Actividad en Strava, aquí

Publicidad