Publicidad

El noruego consigue llevarse la corona en su debut, después de protagonizar el Mundial más apretado de los últimos tiempos con 7:40:23

3 años sin Kona se merecían una edición a la altura de las expectativas. Varios roles en juego: Los noruegos, el resto de nórdicos, los rookies, los expertos, los outsiders, ¿y hasta Sanders? Cualquiera de ellos llegaba con su historia personal a la isla, aunque mucho se olía que la carrera podía estar entre los debutantes.

Una natación donde Josh Amberger ya avisó que no iba a tirar a tope como otras veces, dejaba un enorme grupo delantero en el pier con los noreuegos integrados en él. Laidlow tira de todos en la salida de la transición con Ditlev, Smith Neumann como hombres con más interés en mantener el pulso a los cazadores. El grupo de ciclistas con Sanders, Skipper, Wurf y Kienle cede unos 5 minutos e inicia la persecución.

Ya en la bici, los oficiales se ponen muy serios con el drafting, dando una demostración ante el mundo con una amonestación masiva que rompía el primer grupo. Tarjetas para hombres clave como Angert diezman el enorme grupo y tan solo quedan delante los noruegos, Ditlev, Neumann y Laidlow. Estos tres últimos tomando segundos respecto a Blu e Iden al paso por el 90k. Por detrás, el grupo de caza lo forman Wurf, Chevalier, O’Donnell, Kienle, Kallin y Svensson.

En el paso por el 110, es Laidlow quien pone la directa para abrir progresivamente hueco sobre el grupo de 4 perseguidor, dónde Ditlev sufre para mantenerse a cola de este. Las cosas no se moveraían hasta el fin de la bici, con Laidlow logrando un cojín muy amplio para soñar con todo en la maratón.

Publicidad

En la T2, Laidlow consigue batir el récord de la prueba que ostentaba Cameron Wurf, dejándolo en 4:04:36, lo que supone un zarpazo de más de 5 minutos. Por detrás, los noruegos salen mano a mano a por la maratón con 6’ de déficit. Neumann sale al poco tiempo y por un momento parece que su ritmo será superior, aunque poco tardan Blu e Iden en marcar diferencias. Ditlev recibe un penalty de 5’ y se queda fuera del top5

Después de un duelo que parecía alargarse hasta la meta, el de Giant rompe la carrera en el kilómetro 28 y se va en solitario a alcanzar a Laidlow. Blummenfelt se queda completamente reventado y tendrá que luchar el podio ya que Neumann viene muy sólido por detrás. La lucha por el top5 está entre Ditlev y Skipper, después de que Ditlev pete el motor al paso por el km30.

En el km35 se produce el sorpasso, con Iden lanzado a por su primer mundial IRONMAN y lo comsigue con un nuevo récord de 7:40:24. Laidlow aguanta la segunda plaza con 7:42:24 y Blummenfelt es tercero con 7:43:23. Neumann entra cuarto a 4’20” de Iden, también más rápido que Frodo. Skipper cierra el top5 a 14’ después de cazar a Kienle, que es sexto. Chevalier el séptimo, 8ª plaza para Ditlev y Mignon es 9º y Lange cierra el top10. Todos ellos sub8h.

La maratón de Iden también sería la mejor de todos los tiempos con 2:36:15, simplemente espectacular dadas las condiciones de Kona.

Publicidad