Publicidad

Douae Ouboukir, atleta del CA Sant Just, se impuso en el Cros Ciutat de Girona corriendo descalza en la época del calzado de “altas prestaciones”.

Sucedió en una prueba de cross de las muchas que se celebran a lo alto y ancho de nuestras fronteras pero en este caso la noticia están en el “no” calzado de la vencedora. Douae Ouboukir de origen marroquí pero nacionalizada con España se impuso, corriendo descalza, con una marca final de 15 minutos y 55 segundos. Una ventaja de 10 segundos sobre la segunda clasificada.

Ouboukir declaraba que su elección minimalista obedecía a evitar los resbalones durante el circuito.

La gesta de la joven de 23 años invita por lo menos a la reflexión. En una época en la que parece que estamos entregados a la tecnología y al carbono, Ouboukir demuestra que no debemos olvidarnos de la calidad.

Publicidad
Publicidad