Publicidad

El triatleta profesional alemán, Marcus Herbst, tuvo que actuar de detective para encontrar las dos bicicletas que le robaron en Sudáfrica.

Con motivo del IRONMAN de Sudáfrica, el cual se celebrará el próximo 5 de marzo, el triatleta profesional Marcus Herbst decidió, junto a su entrenador, dejar el frío invierno alemán para viajar a Sudáfrica y poder preparar la prueba en mejores condiciones climatológicas, pero no todo ha ido tan bien como esperaban

Drama con final feliz

Hace tan solo un par de días, las 2 bicicletas con las que había viajado Herbst hasta Stellenbosch (Sudáfrica) para entrenar fueron robadas, pero gracias al AirTag de Apple -un pequeño dispositivo de seguimiento- y mucho empeño, encontraron al ladrón: “Para resumir, 2 bicicletas robadas, afortunadamente encontré al ladrón a través de mi AirTag, horas de trabajo como si fuera un detective de crímenes. Visité una prisión africana y pude hablar con el ladrón, conociendo la cultura en toda su extensión. Todavía queda un poco de esperanza de que el chico empiece a hablar”, escribía el triatleta en su Instagram.

48h después de que las bicicletas fueran robadas, gracias al trabajo de la seguridad del resort donde se alojaba Herbst e investigadores de Stellenbosch, consiguió tener las 2 bicicletas, sanas y salvas, de vuelta para poder seguir con la preparación para el IRONMAN.

Publicidad
Publicidad