Publicidad

La triatleta dice adiós al objetivo principal de la temporada después de confirmase su lesión.

María Varo se ve obligada a parar cuando estaba atravesando uno de sus mejores estados de forma. Una condición física que le abandona después de firmar una sensacional primera parte de año que tenía en Australia su cenit.

UN SUMA Y SIGUE DE TÍTULOS Y MEDALLAS


No es en vano cuando se ensalza el curso de Varo. La castellanomanchega ha dado motivos para ello. Así, la definía ella misma “Me siento muy agradecida por la temporada hasta día de hoy, consiguiendo algo que llevaba años luchando”. No es para menos. Más allá de su huella en los resultados en las Ligas Nacionales de Duatlón y Triatlón de su Tri Infinity Móstoles; en abril se convirtió en la Campeona de España de Duatlón por segunda temporada consecutiva, ese mismo mes se hizo con el triunfo en el Triatlón Internacional Villa de Fuente Álamo (sprint); en mayo cambió de distancia y fue cuarta en el Campeonato de España de Triatlón de MD en Pamplona; y hace cosa de un mes viajó a Coimbra para por fin colgarse la medalla de bronce en el Campeonato de Europa de Duatlón, esa que se le había escapado un año antes.

Publicidad

Una presea que le daba el billete al Campeonato del Mundo de Duatlón que este próximo mes de agosto va a tener lugar en Townsville (Australia), su gran meta de 2024.

BYE, MUNDIAL AUSSIE


Desgraciadamente, su cuerpo le tenía preparado otro camino, el de la recuperación. En las últimas horas, María Varo hacía público que una caída producida hace dos semanas le ocasionaba una “Rotura completa de ligamentos y edema óseo en el tobillo”, y ha confirmado la peor de las noticias “me obliga a parar la temporada justo a falta de un mes de mi objetivo principal del año, el Mundial de Duatlón en Australia”.

LA RESILIENCIA DE VARO


Un infortunio que califica como “bache que hay que superar” y a pesar de haber sufrido un “bajoncito por la situación”, Varo lanza un mensaje positivo “Ahora toca recuperarse, poner todo lo que esté en mi mano, pensar en lo que sí puedo hacer y olvidarme de lo que no puedo hacer, y aprovechar para mejorar puntos débiles. ¡Vamos con ello!”.

Un propósito que esperemos se haga realidad y María Varo pueda regresar todavía más fuerte.

Publicidad