Publicidad

María Varo da una exhibición de fuerza y táctica para revalidar su título como Campeona de España de Duatlón en Avilés.

A las 11:30h la élite femenina ha cogido el testigo de los paratriatletas para prolongar la fiesta que desde la jornada anterior se vive en la ciudad de Avilés.

Publicidad

MARÍA VARO MARCA LA DIFERENCIA EN LA CARRERA A PIE


Lo hacía con sorpresa pues Sonia Bejarano no tomaba la salida. Una salida en la que Sara Guerrero tomaba la iniciativa e imponía un ritmo que escindía el grupo y lo dejaba en uno de 17 unidades. Al ecuador del segmento a pie, poco antes del Parque de Ferrara era María Varo quien daba el segundo golpe en la mesa y se marchaba en solitario. Por detrás, Guerrero encabezaba la caza seguida de Marina Muñoz, Lucía Acosta, Ghizlane Assou y una Sandra Schenkel que no solo lograba reengancharse a él sino que las dejaba atrás para ir en busca de Varo.

A la transición llegaban a ocho y quince segundos respectivamente. Una transición muy rápida de Varo pero con posteriores problemas con el velcro, y una Lucía Acosta que pagaba su número.

LA BICI DEJA EL PODIO CASI DEFINIDO


En los primeros compases de bicicleta María decidía esperar a Guerrero, Muñoz y Schenkel. Las cuatro se reunificaban en un cuarteto con buen entendimiento liderado por Guerrero y Muñoz en pos de distanciar a las ocho duatletas que formaban el segundo grupo. Casi medio minuto les separaba al final de la primera vuelta. Un paso que se le atragantaba a Miriam Andreu que perdía comba en ese grupo y a una Schenkel que pasaba dificultades en el primero.

Las duatletas llegaban a la segunda mitad del segmento con una dinámica bien definida donde el cuarteto aumentaba otros diez segundos su ventaja. Por detrás, se contrarrestaban distintos hachazos ineficaces con gestos cómplices en busca de una colaboración sin respuesta. Lo que se traducía en una decaída del ritmo y en otra decena de segundos perdidos que les apartaba definitivamente de la lucha por el título.

MARÍA VARO REPITE ESTRATEGIA Y TÍTULO


Las favoritas María Varo y Sara Guerrero salían en paralelo de la segunda transición, pero Varo no daba margen a la sorpresa y se repetía el patrón de la primera carrera a pie. A la altura del parque, subía un puntito más la velocidad y ganaba unos metros con Guerrero. Suficientes para consolidar una distancia insalvable. María Varo revalidaba su título conseguido en Soria, algo que no sucedía en casi más de una década. Un oro que una emocionada Varo dedicaba a su padre.

Algo más retrasadas, la belga Sandra Schenkel se imponía en la carrera a pie a Marina Muñoz quien a pesar de ser cuarta, se colgaba el bronce nacional. Además, Lucía Acosta se hacía con el título sub’23.

Publicidad