Publicidad

La historia de Nani López de Sagredo emociona a cualquiera. Un 13 de enero de 2007 le cambiaba la vida. Deportista desde que dio sus primeros pasos, Nani ha pasado por la mountain bike, la natación, la carretera, el basket, el fútbol y el squash, donde incluso destacó a nivel nacional. Un tumor le complicó la vida pero no pudo con él. A Nani le trasplantaron el hígado en 2007 y se convirtió en el primer trasplantado en acabar un triatlón de larga distancia, el desaparecido Challenge Barcelona Maresme de 2010.

Sólo personas extraordinarias pueden vivir situaciones extraordinarias. Es el caso de Nani López de Sagredo. Nacido en Barcelona, pero criado en las faldas del Montseny, ha tenido en el deporte una vía para salir de un momento crítico de su vida. En septiembre de 2005 le descubrieron un tumor de 12 centímetros en el hígado. “No me lo creía. Nunca he fumado, nunca he bebido, desde pequeño siempre he hecho deporte y he estado en forma, no he salido por la noche ni he tenido nada grave de salud” confiesa Nani para Triatletas en Red. Le extirparon el sesenta por ciento del hígado en diciembre, pero en 2006 le detectaban tres tumores más en el cuarenta por ciento restante. “O hacía el trasplante o me iba al otro barrio” nos explicaba en una entrevista que le hicimos en 2013.

Entre controles médicos, nunca dejó de hacer deporte. “La forma que tenía de recuperarme física y mentalmente después de las operaciones y pruebas médicas era haciendo deporte. Si no podía correr, andaba, y si no iba en bicicleta”. A pesar de las dificultades, quería salir adelante. Casado y con dos hijos, Nani López de Sagredo buscaba un referente a quien agarrarse para seguir disfrutando de la vida que llevaba hasta entonces: deporte, salud, familia y trabajo. No quería que el trasplante le limitara.

Nani López de Sagredo trasplante

Este 13 de enero se han cumplido ocho años de uno de los momentos más importantes de su vida. “Estaba pedaleando por el Montseny cuando de golpe encontré una llamada perdida en el móvil. Era del Hospital Vall d’Hebrón de Barcelona. Me dijeron que tenían un hígado para mi”. La vida de Nani daba un vuelco. Tenían un hígado para él. El trasplante se realizó con éxito y lejos de reposar, se lanzó a la Titan Desert un año después de la operación. Inquieto y deportista como poco, Nani ha sido y sigue siendo un referente para cualquier persona. Ha derribado todos los muros que ha tenido delante. Incluso el de la inseguridad de no saber qué podría pasar en el día de mañana. “Después del trasplante no tenía ninguna referencia de nadie que hiciera deporte. Me gustaría ser el referente para un trasplantado, alguien que yo nunca tuve” confiesa Nani López de Sagredo.

Publicidad

A pesar de las limitaciones de salud, Nani completó con éxito la Titan Desert, una competición de mountain bike por el desierto. Un reto heroico teniendo en cuenta que uno de sus principales problemas era la posible deshidratación. Lejos de quedarse con el logro, buscó otro reto con el que superarse. En mayo de 2010 completaba el Challenge Barcelona-Maresme, un triatlón de larga distancia, en poco más de doce horas. “Por mi salud, no puedo ir a reventarme. No puedo jugar con mi salud ni hacer tonterías. Si veo que me pasa algo, lo dejo sin ningún problema” confiesa Nani, que lejos de sufrir, acabó de forma cómoda y con buenas sensaciones tras regularse.

Una historia que merecía ser contada tras aparecer en multitud de medios de comunicación de tirada nacional. El caso de Nani ha servido para ayudar a multitud de personas trasplantadas que han visto en él, un ejemplo de que se puede llevar la misma calidad de vida tras el trasplante. “Me hubiera encantado encontrar a alguien como yo. Muchísima gente me escribe y me agradece que sea su referencia, algo que me satisface” explica Nani López de Sagredo, que en 2014 abrió una web para explicar su historia y ayudar a la gente. “Quiero que piensen que si él (yo) ha podido, yo también puedo superar el trasplante”. Las redes sociales han viralizado su historia y recibe cientos de mensajes.

Como comenta Nani, el apoyo de su familia, amigos y médicos ha sido fundamental. Y no se cansa de agradecer la ayuda a lo largo de estos años. En 2015 quiere seguir con la misma línea de hacer deporte como forma de entretenimiento y su objetivo vuelve a estar puesto en la mítica distancia: un Ironman. Desde hace unos meses, Nani pedalea en su Argon 18 para prepararse para el que será un de sus mayores desafíos tras superar el trasplante. Correrá como integrante del equipo Where Is The Limit? y tiene dos primeros objetivos marcados: la Maratón de Barcelona y la Polar Gran Fondo La Mussara de ciclismo.

La concienciación hoy en día es mucho mayor. De hecho, por segundo año consecutivo los trasplantes han aumentado, llegando a 4.360 en 2014. Una cifra que pone a España en los puestos delanteros en cuanto a trasplantes realizados y que redondea un día muy importante para los trasplantados y el conjunto de las personas deportistas o no, que tienen un ejemplo más de cómo superar la adversidad. Pero sigue muriendo gente. Que el ejemplo de Nani siga siendo un punto de apoyo para que los trasplantados o los que esperan ser trasplantados tengan esperanza. Y para que los que están sanos, sean conscientes de lo importante que puede ser una donación. Nani es y será un ejemplo brutal de superación.

Como apunte a nivel personal quiero agradecer el trato de Nani hacia la web y hacia mi. Tener tan cerca un ejemplo de superación personal hace que se valoren mucho más las pequeñas cosas y logros del día a día. Nani me ha demostrado que ser capaz de algo solo depende de que te lo propongas.

Desde Triatletas en Red queremos desearle ¡”feliz cumpleaños”!

Foto: www.nanilopezdesagredo.com

10e Triathlon Alpe d'Huez - Bannière web ESP - 700x90

Publicidad

2 COMENTARIOS

  1. Muchas gracias por tus palabras Nani! Contigo todo es más facil, así que entre lo que charlamos el otro día y la entrevista de hace un año, me ha gustado como ha quedado! Un abrazo!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí