Publicidad

La actividad de Strava del estadounidense, dejó claro que Kuss puede llegar a ser de los mejores escaladores del planeta

Una vez más, el jovencísimo Sepp Kuss levantaba las manos en una Gran Vuelta.

Después de que en 2019 se llevase la etapa 15 de la Vuelta, en la cima del Acebo, la última jornada del Tour fue de verdadero espectáculo para los aficionados del ciclismo.

Y es que no solo el corredor del Jumbo-Visma ofreció una performance espectacular, sino que el día estuvo repleto de actuaciones por parte de los hombres de la escapada, al igual que los que disputan la clasificación general.

Publicidad

Sepp Kuss conseguía la mejor victoria de su vida en casa -vive en Andorra y se conocía cada rincón y cada curva del final de etapa- arropado por sus amigos, familiares y aficionados que tanto quieren al ciclista

Kuss, encima de su Cervélo R5 recién estrenada, atacaba en la última cota del día, el Coll de Beixalis, con un gran órdago a falta de 19 km para la meta, llegando finalmente a la cima en solitario por delante de un -otra vez- espectacular Alejandro Valverde.

Kuss ha compartido sus datos de su gesta en Strava, revelando el esfuerzo que tuvo que sostener para aguantar la embestida del murciano, que demostró conocerse a la perfección

El joven de 26 años petaría el KOM de Beixalis, una subida de 6 km con una pendiente media brutal del 8,1%, marcando el mejor tiempo de las 9.000 personas que se han atrevido con este segmento.

Kuss alcanzaría la cima con un crono de 18:55, lo que supone un zarpazo increíble de más de de 40» que el 19:36, marcado por Pavel Sivakov (Ineos Grenadiers) durante un stage en mayo.

Las estadísticas completas, aquí.

Aquí viene lo ‘heavy’. 383 vatios para todo el esfuerzo, que supone un tremendo 6.2w/kg sostenido para los menos de 62kg que Kuss pesa. Lo que vendría siendo un test de FTP justo al final de una etapa de primerísimo nivel, en la carrera más importante del año.

Valverde también voló hacia la cima, con 372w, pesando casi lo mismo que el ganador de la etapa. El maillot jaune Tadej Pogačar fue el más rápido de los hombres de la CG, con una media de velocidad de 19,9 km / h, frente a los 20,6 km / h de Kuss.

Carapaz empujó 363w para alcanzar la meta, algo más lento que Pogačar, por lo que podemos intuir que el favorito para llevarse el amarillo en París no está (para nada) mostrando señales de flaquear.

Todo ello, después de superar el Port d’Envalira, que se extiende durante 21 km con una pendiente media del 3,7%, dónde la altura va haciendo mella poco a poco.

La última jornada del Tour, también se encargó de repartir el Souvenir Henri Desgrange, que designa al corredor que corona el punto más alto del Tour, en este caso, la cima d’Envalira a 2400m, que se llevó el colombiano Nairo Quintana.


Comentarios

comentarios

Publicidad