Publicidad

El pssado sábado 8 de septiembre se disputó una nueva edición del Nutrisport Tricircuit Tossa de Mar, uno de los triatlones mejor valorados a nivel estatal por los triatletas y que no defraudó .

Desde las 15h de la tarde se lanzaban al agua los triatletas que devolvían un año más la confianza a esta espectacular prueba que se disputa en pleno corazón de la Costa Brava Catalana y que, tras un 2017 pasado por agua, la climatología devolvió la cuenta pendiente a triatletas y organizadores con un día perfecto para la práctica deportiva.

La natación, con el mítico castillo de Tossa de Mar como espectador de lujo, se desarrollo sin incidencias  en un mar amable desde el principio que fue la antesala de un espectacular y a la vez exigente circuito ciclista,  20 o 40 kms según la distancia. El desnivel, exigente asumible, y las vistas que combinaban mar y montaña hicieron las delicias de los participantes.

La carrera a pie desde el paseo marítimo hacia el interior de la localidad combina zonas de rápido asfalto con terreno mixto por pista. Un circuito con bastantes giros que favorecen saludar a los compañeros/as que con los que compartes carrera y, porque no, tenerlos controlados si quieres sacar tu ego competitivo.

Publicidad

Tras la entrada en meta, bolsa de avituallamiento y los clásicos corrillos en los que comentamos la prueba y compartimos la experiencia con los nuestros, este año si…al sol y con una gran sonrisa.

Publicidad