Publicidad

El moho y la suciedad pueden hacer que tengas que tirar pronto a la basura tus bidones favoritos, evítalo con estos consejos.

Si llevas tiempo en bici seguramente hayas acumulado una gran colección de bidones, algunos de ellos regalos de dudosa calidad que acaban en el contenedor (de plástico, por supuesto), pero siempre hay aquel par al que le tomas cariño y te cuesta desprenderte de ellos. El moho o la suciedad tienen solución alternativa a la basura si sigues estos consejos para lavar tu bidón.

1. A LA NEVERA


  • Llena el bidón con agua del grifo  lo más caliente posible y pon jabón líquido ( el de lavar los platos ) y bicarbonato. Después de eso déjalo vacío en la nevera durante 24h y ni rasto de olores, sabores indeseados ni suciedad. Incluso mejor en el congelador.

2. SAL Y VINAGRE

Publicidad

  • Introducir en el bidón tres cucharadas soperas de sal y un chorro generoso de vinagre. Agita durante unos 30 segundos y enjuágalo bien. Quedará limpio de cualquier sustancia «extraña» pero es importante aclarar bien par eliminar los restos de vinagre.

3. AGUA OXIGENADA


  • Las propiedades de este producto asociadas a la desinfección nos pueden venir bien también para nuestros bidones. Combinado con un cepillo como el que se usa para lavar los biberones de los bebés es muy eficaz y especialmente indicado para eliminar olores.

Todos estos consejos mejoran su efectividad si el bidón es de buena calidad, algo que te recomendamos encarecidamente, si los usas muchos ya que, tanto por durabilidad como por higiene, valdrá mucho la pena a largo plazo

Comentarios

comentarios

Publicidad