Albert Parreño: “La clave para encontrar deportistas élite en un futuro está en la base”

0
Albert Parreño (16 de enero de 1987) atiende a Triatletas en Red en la piscina exterior del Centro de Alto Rendimiento (CAR) de Sant Cugat del Vallés. Es prácticamente su segunda casa. En una distendida charla, explica su papel como entrenador de las jóvenes promesas del triatlón catalán y habla del momento actual de este deporte en España. Las dificultades le apartaron de un camino que ahora pretende construir para que los jóvenes que suben de las categorías inferiores puedan cumplir su sueño.

 

¿Qué papel tiene en el CAR de Sant Cugat?

Soy el entrenador del grupo de tecnificación del CAR y junto con Joan Mayol, director técnico de la Federación Catalana, llevamos el entrenamiento de jóvenes triatletas que integran el programa de Tecnificación. Nuestro objetivo es catapultar a estos jóvenes para que en un futuro la base del triatlón catalán tenga un punto referente y que  puedan tener en el CAR un lugar antes de dar el salto a la etapa profesional.

Es un modelo de éxito.

Si unes todos los pilares, teniendo en cuenta que son pilares positivos, consigues lo que consiguió Juan Rodríguez en la FETRI hace seis años, que es tener una secuencia que nunca muere y que los que vienen por detrás sigan soñando.

¿Qué hizo?

Él sabía que la clave para sacar deportistas de gran nivel a flote en un futuro era buscando en la base. Curtir y formar a cadetes y juniors. Y lo hizo excepcionalmente bien. Quería grandes nadadores que corrieran muy bien y en cuatro años consiguieron dos campeones del mundo de triatlón como Mola y Alarza, y dos campeones de Europa, en duatlón Uxío Abuín y en triatlón Vicente Hernández. Unos resultados que no se habían hecho nunca. Dependemos de la base y lo que hacemos en Catalunya es eso. Somos unos guías para los atletas. Les damos todas las facilidades que podemos, pero cada triatleta es autónomo y llega arriba si se lo propone.

¿Desde cuándo se implantó este modelo en Catalunya?

El proyecto del CAR de Sant Cugat nace hace un año y medio. Entrenábamos en la Residencia Blume y Joan Mayol me propuso dar el salto para llevar a un grupo de tecnificación de triatlón al Centro de Alto Rendimiento. Estamos encantadísimos. Hemos logrado buenos resultados e incluso medallas. Nos mudamos de la Blume al CAR a pesar de ser un grupo de tecnificación. Pero es que realmente  tenemos las miras puestas en un grupo de alto rendimiento y otro de tecnificación en el futuro.

¿En qué tipo de régimen entrenan los triatletas en el CAR?

Hay tres tipos de deportistas. Aleix Domenech, Genís Grau, Pol Samsó y Anna Godoy están en régimen de internos y les da acceso a todo. Viven aquí, y además de entrenar, tienen un fisioterapeuta, médico, alimentación, escuela, etc a su disposición. Luego están los de régimen mixtos y luego las becas de seguimiento o entrenamientos.

¿Qué significa para los chicos que están entrenando aquí que pueda venir Cesc Godoy a compartir kilómetros?

Cesc es una persona que se ha abierto camino él solo. Compartimos tres años juntos en el CAR, y sabe lo que es estar en un centro de alto rendimiento. Lo que aporta es el futuro de los chicos. Es una persona que hará lo que sea para conseguir lo que quiere, cueste lo que cueste. Que venga Cesc a entrenar al CAR es lo mejor que nos puede pasar. Está entre los cinco mejores de España. Los chicos me lo dicen. Les gustaría estar donde está él ahora y les llena de ilusión entrenar con él.

Cesc siempre ha sido un referente para usted.

Compartí equipo con Cesc en Francia, en el Grand Prix, la mejor liga de triatlón del mundo. Conocerle me ha servido mucho para abrirme camino y adquirir muchos conocimientos que ellos no tienen y poder transmitírselos. Prepararlos para la tensión previa de la prueba, para momentos en carrera. Y que a veces quieren entrenar demasiado rápido y yo que lo he vivido, les repito que la temporada es muy larga y que hay que trabajar poco a poco para llegar a los objetivos.

¿En qué etapa está como atleta ahora?

(Risas) Es una buena pregunta. Tengo una dualidad un poco agridulce. Estoy en activo pero no existe ningún tipo de planificación. Entreno cuando puedo y donde puedo. A pesar de todo aún soy muy joven, tengo 27 años y sigo teniendo mentalidad competitiva. La experiencia me ayuda a estar delante a pesar de no tener una buena preparación. Muchas veces me pregunto si volviese a intentar competir a nivel élite durante un par de años. Me lo planteo porque soy muy joven y es raro que en el CAR haya un entrenador de mi edad. Todo lo que me venga será bienvenido, sea un campeonato en Catalunya, España o incluso en Europa.

¿Objetivos deportivos concretos?

Al estar más organizado este año, he tenido más tiempo para entrenar. Hice segundo en el campeonato de Catalunya de Duatlón en Cerdanyola, volviendo a perder en la línea de meta con Lluís Vila al sprint como el año pasado. En la segunda parte de la temporada quiero competir en el Campeonato de España de Triatlón olímpico, que se hará en septiembre, y en el Campeonato de Catalunya, que se hace este mes de julio coincidiendo con la Copa de Europa. Y al final de la temporada, el mítico Garmin Barcelona Triathlon no puede fallar nunca.

¿Ha notado el boom del triatlón en el Fasttriatlon?

Lo hemos notado, pero la parte positiva es que no hemos crecido exponencialmente en número de socios. No queremos ser un club de gran volumen porque lo importante es intentar que todo el mundo pueda estar a gusto. Cuando decidimos montar un equipo profesional, los socios no estaban muy a favor. Ahora nos lo agradecen. Creo que es bueno tener un equipo profesional, porque aparte de tener entrenadores y hacer todas las actividades para los socios, estamos creando sueños a los jóvenes.

No debe ser fácil mantener un equipo profesional en España.

Es muy complicado y cuesta mucho dinero. Pero si consigues tener el mejor equipo, la mayor parte del presupuesto lo puedes cubrir con premios del circuito nacional o del circuito catalán. Si demuestras que tienes un proyecto con garantías que ya ha conseguido resultados y tienes sponsors detrás, se puede mantener un equipo profesional. Es muy difícil, nos ha hecho sudar sangre. Pero creemos que en un futuro nos dará más solidez y más seriedad como club tenerlo que no tenerlo.

¿Por qué lo ve así?

Desde mi forma de ver el triatlón, yo quiero que la gente vea que nos estamos volcando por gente que se quiere dedicar al triatón. Tener un equipo profesional da una imagen limpia y de seriedad de cara al público. No ganamos dinero, y si lo ganamos, lo reinvertimos. Creo que nos ayudará mucho en un futuro.

¿Es buena la salud del triatlón?

Creo que está creciendo mucho de difusión. Hace tres años dije que el target de la gente que lo practicaría se iba a estancar, pero a nivel de difusión mediática, cada vez será más grande. Aún así, la imagen que se da del triatlón creo que es exagerada, porque tiene muchas competiciones, modalidades y categorías. Es muy fácil engañar y ser campeón de algo. Lo complicado es saber dónde está el nivel real.

¿Dónde se pueden tomar referencias reales?

En España hay dos baremos. La distancia olímpica y la larga distancia. Si quieres conocer a los mejores de larga distancia tienes que ir al Ironman de Hawái o a cualquiera de las más emblemáticas pruebas de la franquicia como son Niza o Frankfurt. Y si quieres conocer a los referentes en distancia olímpica tienes que ver las Series Mundiales y los campeonatos de España y de Europa. Si me apuras, en las competiciones autonómicas sabrás quien son los mejores de cada autonomía. Pero fuera de eso, nada. Yo a veces he ganado alguna competición que no tenía mérito porque no había nivel.

¿Y la gente que hace lo contrario?

Al inicio me daba rabia porque no eran humildes y me parecía injusto. Ahora me da igual. Los buenos solo se tienen que preocupar de ellos mismos. Los que ‘pillan’ son los de segunda fila, los que en un Campeonato de España quedan entre los diez mejores pero fuera del podio. Esos tienen que ver como gente que no les llega a la suela de la zapatilla reciben ayudas y tienen más sponsors que ellos porque se dedican más a comunicar que a entrenar.

Hay que encontrar el equilibrio. O delegar.

Es complicado. A los pros del Fasttriatlón les digo que pierdan su tiempo diario en explicar su historia, de la forma que sea. Porque si no se quejarán de que hay triatletas amateurs que les pasan la mano por la cara a nivel de apoyos. Creo que habrá un cambio y ya que si son élites en la pista, lo serán también en comunicación. Se tiene que separar la línea entre los élites y los que no lo son. Es un deporte que no sabes si el patrocinio está en los mejores.

¿Realmente eso es así?

Yo lo he vivido. Es alucinante que triatletas como Jordi Garcia se hayan tenido que comprar ellos la bici. Y estamos hablando de un deportista que lo conocemos muchos en Catalunya. Por eso yo tuve que dejar de dedicarme a tiempo completo. Pero igualmente soy de los que piensa que aunque no tengas patrocinadores, si algo quieres, vas a luchar hasta conseguirlo.

¿Habrá cambios sustanciales?

Espero que con lo fuerte que está subiendo este deporte, apareciendo incluso por la televisión, los medios expliquen la verdad del triatlón. Si quieres saber donde están los mejores, que vayan a los campeonatos de España. Tardaremos, pero creo que se conseguirá. Una de las cosas que me gustaría cambiar es esto. Tenemos que luchar contra esto. Estamos ‘pillando’ demasiado. Si no conoces a nadie te quedas sin nada. Depende del colectivo que esto cambie.

@PabloBoschG

Foto: Fasttriatlón

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Pablo Bosch

Barcelona, 1993. Redactor. Triatleta amateur y apasionado de la bicicleta. Siempre comunicando. "La excelencia en la gestión empieza por la del propio tiempo".