Publicidad

La culpable del accidente de Xàbia en el que hubo tres víctimas mortales y dos heridos graves, pide justo un año después del fatídico suceso, salir de la cárcel.

Es un caso que la redacción vivimos de cerca, entrevistando a uno de los tres supervivientes, el joven alicantino Andrés Contreras. Hagamos memoria, los tres deportistas pertenecientes al equipo de triatlón Tri-Llebeig de Xàbia, transitaban  en bicicletas por la N-332, una vía de dos carriles a la altura de Oliva.  Cuando de repente, se les acerca un turismo que circula en dirección contraria a la suya y les arrolla frontalmente. Como resultado del impacto, fallecen casi de inmediato dos de los integrantes del pelotón, Eduardo Monfort de 28 años y Luís Alberto Contreras, de 53. Poco después, Jose Antonio Albí, también fallecía a causa de las heridas provocadas por el atropello. Tan solo tres supervivientes, Jaime Escortell, Scott Gordon y Andrés Contreras, hijo de Luis Alberto.

La causante del atropello, una joven de 29 años, da positivo por alcohol y droga, habiendo pasado la noche entera de fiesta antes de coger el vehículo. Además, era reincidente. El abogado de la imputada por triple homicidio, dos delitos de lesiones por imprudencia grave y otro contra la seguridad vial, ha recurrido el auto del juez de Gandia, apelando a la Audiencia de València para que pueda quedar en libertad hasta que se celebre el juicio. En el recurso, el abogado sostiene que no hay riesgo de fuga ni alarma social.

A día de hoy, los tres supervivientes del accidente siguen con sus respectivas terapias y acuden regularmente al forense para la valoración de la evolución de sus lesiones. El resultado de estos informes es esencial para la celebración del juicio y que la fiscalía y las acusaciones particulares plantean las posibles indemnizaciones. Lo que está claro, es que no hay dinero en el mundo que contrarreste la pérdida de tres vidas.

Publicidad

 

 

Publicidad