Publicidad

Piensa en una carrera en la que fuiste superado por un competidor en la línea de meta. Te das cuenta de que tu competidor completó la T1 y la T2 un tiempo 3 segundos más rápido que tú. Si hubieras mejorado tus transiciones, esa posición en carrera podría haber sido tuya. ¿Quieres saber cómo hacerlo? Te damos unos consejos a continuación.

¿Qué es exactamente una transición?

En un triatlón, las transiciones en una carrera son: T1 o T2. La T1 se refiere a la transición de la natación a la parte de la carrera en bicicleta. Un triatleta saldrá de la natación, correrá hacia el área de transición donde se prepara la bicicleta, y luego saldrá a través de la “salida de la bicicleta”,. La segunda transición, T2, se refiere a la parte de la carrera que va de la bicicleta a la carrera. Los atletas bajan de su bicicleta en la “línea de desmontaje”, y luego procederán a correr con su bicicleta a través de la zona de transición hasta el lugar en el que su bicicleta estaba colocada previamente. Una vez que los participantes se encuentran en la posición correcta, se quitarán el casco y procederán a ponerse las zapatillas de correr y a empezar al recorrido de la carrera.

Consejos para mejorar las transiciones 

A continuación repasaremos algunos consejos y trucos para garantizar que mejores en tu próxima transición:

Publicidad

Primera transición o T1

Dependiendo de la temperatura del agua, es posible que te encuentres compitiendo con un traje de neopreno, que requerirá un poco más de tiempo para quitárselo. Consejo: echa un poco de aceite de bebé en tu traje de neopreno después de tenerlo puesto y con la cremallera puesta para quitártelo rápidamente (sobre las caderas y las rodillas) en la T1. Si no quieres convertirte en una mancha de aceite, puedes utilizar un poco de aceite de cocina  alrededor de las articulaciones. Cuando salgas de la natación, empieza inmediatamente a coger la cremallera de tu traje de neopreno y desabróchalo a mitad de la carrera; para que cuando llegues a la zona de transición tengas el traje de neopreno bajado alrededor de las caderas, listo para quitártelo por completo una vez que llegues a tu zona de trasbordo designada.

Si se corre con gafas de sol, lo más rápido es sujetarlas a una botella de agua o a un soporte para botellas aerodinámicas que ya esté en la bicicleta. Esto disminuye el tiempo en la transición. Basta con colocar una banda elástica alrededor de la botella. Cuando se trate del casco, asegúrate de tener las hebillas ya desabrochadas y el sistema de retención interior abierto al máximo para poder ajustarlo una vez montado. Si lo tienes bien apretado, será difícil colocarlo en la cabeza de un tirón.

Por último, puede resultar desalentador, sobre todo si eres nuevo en el triatlón, pero aprender a montar la bicicleta con las zapatillas ya enganchadas te ahorrará tiempo con toda seguridad. Asegúrate de practicar tus montajes antes de la carrera, y cuando ésta llegue respira profundamente y concéntrate en el proceso. No te estreses por el tiempo en los primeros intentos, la velocidad vendrá después.

Segunda transición o T2

Cuando te acerques a la segunda transición, asegúrate de cronometrar el momento en que sacas los pies: házlo demasiado pronto y estarás pedaleando encima de las zapatillas demasiado tiempo. Házlo demasiado tarde y te darás cuenta rápidamente de que estás en la línea de desmontaje con un pie todavía pegado a la bicicleta. Respira profundamente y relájate al desmontar la bicicleta, quieres ser rápido, pero también quieres ser suave y preciso.

El hecho de correr con calcetines o no dependerá totalmente del atleta y de la distancia de la carrera. Para las distancias de las pruebas, como un sprint o una olímpica, la mayoría de los triatletas no corren con calcetines para la carrera. Puedes practicar esto antes para ver si te funciona. Para las distancias de medio Ironman y full Ironman, probablemente sea mejor asegurarse de llevar calcetines. En cuanto a las zapatillas, asegúrate de que tienes un sistema de cordones de atado rápido. Consejo: Colocar polvos de talco alrededor de la apertura y la lengüeta de la zapatilla para permitir que tu pie se deslice rápidamente dentro de la zapatilla.

Uno de los aspectos más importantes de las transiciones para las carreras es asegurarse de que tienes tus datos en funcionamiento cuando empiezas el siguiente segmento de tu carrera. Hay muchos relojes multideportivos en el mercado que pueden medir los ritmos/distancias de la natación, el ciclismo y la carrera: el único problema es que requieren que el usuario indique que se ha realizado la transición a un deporte diferente, lo que cuesta unos segundos de tiempo.

https://youtu.be/uP5s7J_LmVQ

Publicidad