Publicidad

Eres fanático de la natación a aguas abiertas, pero, ¿Podrías terminar estás travesías a nado tan desafiantes en Europa? Si te planteas realizar alguna de ellas, debes estar preparado. Terminarla dependerá de muchos factores externos. Aquí os dejamos algunos ejemplos de las travesías más peligrosas, excitantes e impresionantes que los mejores nadadores han realizado en nuestro continente.

Las travesías más desafiantes de Europa

1. El canal de Inglaterra

Probablemente la carrera de aguas abiertas más famosa del mundo, el reto es de armas tomar: 33 kilómetros a nado cruzando el Paso de Calais (entre Inglaterra y Francia). Desde 1875,  el reto en unas 1.000 ocasiones. Pero no es cosa fácil: la longitud de la prueba ya es de por sí un gran reto, pero lo hacen más difícil las constantes corrientes que hacen que los nadadores se desvíen, haciendo que recorran más metros de lo que sería necesario. La temperatura del agua está normalmente a 15 grados durante los meses de verano, cuando está más cálida y favorable.

2. El estrecho de Gibraltar

Es una de las travesías más cortas de la lista, pero aun así para muchos nadadores de aguas abiertas es la prueba más desafiante. El estrecho es donde el océano Atlántico y el mar Mediterráneo coinciden, el camino más rápido para llegar de África a España y a la inversa. El estrecho mide alrededor de 14 kilómetros y presenta fuertes corrientes que complican la travesía, ya que todos los nadadores suelen realizar más metros de los indispensables debido a la fuerza del agua. La travesía (de España a Marruecos) solo ha sido realizada con éxito en 500 ocasiones, según datos de swim2africa.com.

Publicidad

3. El Canal de la Mancha

La travesía más desafiante y dura del norte de Europa, es, sin duda, la del Canal de la Mancha. Este canal conecta Irlanda con Escocia y solo se ha realizado con éxito 75 veces. El tiempo impredecible y las corrientes frías marinas hacen de la hipotermia (10-12°C la temperatura del agua en verano) la preocupación número uno de los nadadores, sin tener en cuenta las medusas. Aproximadamente son unos 34 kilómetros de distancia.

4. Travesía de Dalriada

Aunque parezca pequeño, el canal de Dalriada mide 21 km y separa Escocia e Irlanda del Norte. Tan solo ha habido dos personas que hayan conseguido cruzarlo a nado: una en 2012 y otra en 2016. No obstante, existe una ruta alternativa para el desafío, más al norte del Canal del Norte. Es un poco más corta, pero posiblemente más desafiante debido  a tener el agua más fría y las corrientes mucho más fuertes.

5. El estrecho de Fehrmarn

Un canal muy corto de 19 km atraviesa el cinturón de Fehmarn en el mar Báltico, entre las islas de Fehmarn, Alemania; y Lolland, Dinamarca. Los retos en el desafío son el agua fría, el clima inestable y las corrientes cruzadas. Treinta y seis nados exitosos desde 1939.

 

Publicidad