Publicidad

Dentro de a semana especial SALIFISH TRIATLÓN de BERGA, nuestro colaborador Robert Mayoral nos redacta un análisis del circuito y sus transiciones. Sin duda un artículo muy recomendable para aquellos que os enfrentáis a la prueba en el Berguedà este domingo.

El Sailfish Triatló es un triatlón de media distancia con ese punto de dureza necesario para sentirte realizado cuando terminas una prueba de este calibre, pero a la vez muy llevadero y agradecido teniendo en cuenta la ubicación donde se desarrolla la prueba. Podremos nadar en un pantano espectacular del Pre-Pirineo, si el tiempo no cambia con una temperatura perfecta para nadar con traje, agua dulce y relativamente calmada para que aquellos triatletas que teman al sector de natación puedan perder esos miedos o minimicen sus temores al agua, si tenemos suerte el agua será como una inmensa piscina de fondo oscuro en el que no veremos absolutamente nada, aunque es posible que si hay viento, sintamos algo de oleaje, debido a la magnitud del Pantano, durante algún tiempo usaba este embalse para preparar mis travesías de larga distancia y había experimentado de todos los colores en estas aguas. La salida de la natación será desde el agua, sin tener que lanzarse de ningún lado y habrá que sortear unas boyas en sentido inverso a las agujas del reloj, primero una larga recta y luego dos giros a izquierdas para terminar con otra larga recta, recorrido a una sola vuelta, con el que esperemos que se estire el grupo de 600 participantes que acogerá la prueba.

La salida de la natación camino a los boxes incluye una fuerte rampa, con lo que os aconsejaría a aquellos que nadáis sin usar demasiado los pies, los activéis metros antes de tomar contacto con el suelo, sino esa rampa resultará mucho más dura de lo que realmente es, que ya lo es, jejeje… así que ligera batida de pies durante los últimos 200 metros aproximados del sector de natación. Una vez transicionados y encima de la bici, habrá que tomarse con calma una primera subida, corta pero dura que hay en los primeros km, aconsejo no quemarse en esa subida, no dejarse llevar por la emoción aunque nos adelanten otros triatletas en ella, la prueba como aquel que dice no ha hecho más que empezar y llegar primero al fin del repecho no asegura absolutamente nada, mi consejo subir con un desarrollo pequeño y con la máxima cadencia posible, trabajando agilidad, que calienten bien las piernas y con la posterior bajada, empezar a meterle desarrollo a la bici y entrar en calor cogiendo buen ritmo antes de encarar la subida larga y continuada que nos espera, una subida no excesivamente dura, pero si que va castigando las piernas durante casi 15 km.

Después una larga y tendida bajada en la que se pueden coger velocidades de vértigo, habrá que estar atento al tráfico y al estado de la carretera, es posible que algo húmeda, dependiendo del tiempo de la semana, así que con calma y que cada uno explote sus condiciones de ciclista allí donde mejor sepa, unos subiendo y otros bajando. El recorrido es a dos vueltas, con lo que la primera siempre es mejor utilizarla como reconocimiento del territorio, para aquellos que no conozcan el circuito, a la vez que aprovechan para coger ritmo de carrera y calentar bien y la segunda para echar el resto, para darle caña a la bici, eso sí, siempre pensando que hay una carrera a pie después de… Es preferible terminar la bici con la sensación de haber podido dar un poco más que con la sensación de haberlo dado todo, tenemos por delante una media maratón, bastante llana para lo que una ciudad como Berga nos puede ofrecer, así que tiempo y km todavía nos quedan para fundirnos. Terminando la bici y aprovechando que el circuito se presta en bajada, aprovecharía para soltar un poco piernas y estirar un poco, oxigenar las piernas para poder comenzar a correr en el mejor estado posible.

Una vez ya en carrera, es importante no comenzar a tope, el cuerpo necesita  asimilar el cambio muscular de la bici a la carrera, minimizaremos ese cambio con una transición con calma, la haremos ligera, eso siempre, pero aprovechando para que nuestro pulso baje todo lo posible, nos calzaremos las zapas, con o sin calcetines, eso ya depende de cada uno y comenzaremos a correr con un paso relativamente más corto al nuestro habitual pero con un puntito más de frecuencia, para ir poco a poco cogiendo nuestro paso y ritmo habitual de carrera, serán 3 vueltas en esta ocasión con lo que tendremos la opción de ubicarnos en carrera, controlar a nuestros amigos, compañeros o piques y definir nuestro triatlón. La natación será un simple calentamiento que no marcará las diferencias en absoluto, el circuito de bici si que se presta a que un buen ciclista pueda hacer hueco, pero será la carrera a pie la que decida cual es el lugar que le corresponde a cada participante, recordemos que tiene algo más de 200 metros de desnivel positivo, que para una media es bastante, así que mucha cabeza, calma y fuerza… Nos vemos en Berga este fin de semana

Publicidad
@robertmayoral31 blog de Robert
Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí