Publicidad

Los datos nos dicen que la evolución de los ritmos en la carrera a pie es más acentuada en categoría masculina que en la femenina.

En el año 2022 tanto en categoría masculina como en categoría femenina se disputaron 22 pruebas de distancia y franquicia Ironman a lo largo del mundo. Algunas de ellas fueron nuevas sedes que albergaron por primera vez una carrera de distancia Ironman como IM Israel, IM Des Moines o IM St George pero muchas otras fueron carreras habituales del calendario Ironman.

Pues bien, desde Triatletas en red hemos analizado las 22 maratones que se han disputado en 2022 para observar la evolución de los ritmos que está habiendo en la larga distancia teniendo siempre en cuenta los factores que pueden influir en cualquier carrera.

EVOLUCIÓN DE LOS RITMOS EN CATEGORÍA MASCULINA Y FEMENINA

Si bien cada carrera es un mundo y todas las comparativas que se puedan realizar entre dos pruebas que se han disputado en el mismo lugar en años diferentes hay que cogerlas con pinzas debido a los factores que pueden llegar a influir en la competición (circuito un tanto diferente, start list, meteorología o simplemente la evolución misma de la carrera), desde Triatletas en red hemos observado un dato que nos ha resultado llamativo.

Publicidad

En categoría masculina, si comparamos las 19 pruebas que se han disputado en 2022 y también en el año anterior (ya sea en 2021 o 2019 por el Covid) en 14 de ellas la maratón ha sido más rápida. Es decir, en el 73% de las pruebas disputadas en el 2022 la carrera a pie ha sido más rápida que en su año anterior. En cambio, en categoría femenina, tan sólo en 6 de las 19 pruebas, es decir, en el 31% de los IM disputados en 2022 se ha conseguido una carrera a pie más rápida que en el año anterior. Como hemos dicho, cada carrera tiene su idiosincrasia, pero resulta curioso observar esa comparativa en una muestra que podemos considerar significativa.

RÉCORDS EN EL SECTOR DE LA MARATÓN

En 2022 hemos visto grandes actuaciones en el sector de la maratón tanto en categoría masculina como en categoría femenina, aunque es verdad que los récords de las pruebas mayoritariamente se han visto en el sector masculino.

En categoría masculina, durante éste 2022, podemos hablar de 6 maratones absolutamente brutales donde se ha conseguido bajar de las 2h 40 (aunque hay más maratones donde se ha realizado el récord de la prueba como en IM Suecia con Alistair Browlee y su 2:40:46 o IM Lanzarote)

  • IM St George: 2:38:00 Kristian Blummenfelt
  • IM Alemania: 2:38:44 Denis Chevrot
  • IM Gales: 2:37:24 para Joe Skipper
  • IM Hawai: 2:36:14 para Gustav Iden
  • IM Arizona: 2:35:29 para Matt Hanson
  • IM Israel: 2:30:31 para Patick Lange

En cambio, en categoría femenina, aunque hemos podido ver actuaciones realmente rápidas en cuanto a la carrera a pie se refiere, tampoco se han dado tantas. Caben destacar sobre todos estas 3 actuaciones que sí que fueron impresionantes.

  • IM Hamburgo: 2:45:38 Laura Philipp
  • IM Hawaii: 2:51:44 Chelsea Sodaro
  • IM Italia: 2:48:46 Joanna Ryter

CONCLUSIÓN

Está claro que debido a los nuevos métodos de entrenamiento (desde la mejora en la obtención y comprensión de los datos y su análisis hasta la planificación pura del ejercicio) y de nutrición y también gracias al avance que está habiendo en el material, la evolución de los ritmos en cuanto a la carrera a pie está siendo increíbles tanto en hombres como en mujeres. Aún así, dicha evolución en los ritmos parece que está siendo más acentuada en categoría masculina que en la femenina. ¿Por qué puede ser eso? 

Publicidad