Publicidad

Hoy en día todos los triatletas estamos obsesionados con medir todo y analizar todo aunque muchos no llegamos seguramente al análisis que llega a hacer Dan Plews, el nuevo entrenador de nuestro Javier Gómez Noya.

Esta obsesión por el controlarlo todo nos lleva a inventarnos nuevas métricas con el objetivo de tener una medición de todo. Un índice que ha tomado popularidad los últimos años es el índice swolf del que vamos a ver qué es en qué consiste y si merece la pena o no.

¿Qué es?

Publicidad

Como no podía ser de otra forma es una palabra que viene del inglés, aunque no se trate propiamente dicha de una palabra inglesa si que nace de la mezcla de Swim (nadar) y Golf. Y tiene cierto sentido porque al igual que en el golf el objetivo es dar el menor número de golpes posibles nuestro objetivo sería dar el menor número de brazadas sin perder velocidad. Por así decirlo podríamos decir que se trata de una medida de la eficiencia de nuestra natación.

¿Cómo lo calculamos?

La mayoría de los nuevos relojes de triatlón y de natación suelen tener ya esta métrica incorporada y te lo calculan automáticamente, pero si no tenéis uno de estos relojes no es necesario que os compréis uno ya que es un cálculo muy sencillo.

SWOLF= TIEMPO(segundos) + Nº BRAZADAS

Ese sería el cálculo sumar los segundos que tardamos en hacer un largo al número de brazadas que hayamos necesitado para llegar al otro lado de la piscina. Obviamente los valores varian si nadamos en una piscina de 25 o en una de 50, pero vamos a ver cómo lo interpretamos.

¿Cómo interpretarlo?

Por ejemplo, pongamos que estamos en una piscina de 25 metros y tardamos 30 segundos en completar el largo, por lo que tendríamos un SWOLF=55. En principio cuanto menor SWOLF más eficiente serás como nadador. Es decir si dentro de un mes después de hacer técnica tu SWOLF pasa a ser 51 por ejemplo en principio quiere decir que mejor nadador eres.

Opinión personal

Personalmente no me gusta esta métrica ya que depende mucho de tu cuerpo, no es lo mismo medir 1,90m que 1,60m ya que si mides 1,90m por mala que sea tu técnica es más fácil que necesites menos brazadas que alguien de 1,60m con una técnica perfecta. Además puede que reduzcas tu Swolf pero estés aumentando el número de brazadas y por tanto cansándote más, por lo que tampoco creo que sea un indicador fiable de la eficiencia de tu nado.

Recomendación

Si tuviera que decir una forma de medir la eficiencia del nado, yo apostaría entre un mix de esta puntuación Swolf y la mítica técnica de los entrenadores de natación de contar el número de brazadas que también tiene sus inconvenientes como es el hecho de no contar el tiempo que tardas.

Si queréis conocer esta nueva técnica estad atentos a la revista ya que os la explicaré en un próximo artículo. Seguid entrenando y contarnos qué os parece esta métrica de natación.

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=S_zb-okJvQ0[/embedyt]

Publicidad