Publicidad

La flamante ganadora del premio a la mejor atleta del año se mostró muy sorprendida del retorno de la que fue oro en Río 2016

“El nivel ha subido mucho”

Así de tajante sonaba la galardonada en Niza sobre la que -aparentemente- podría ser su rival durante la temporada, y quién sabe, si en la cita olímpica dentro de 18 meses. “Fue una gran sorpresa para mí y para muchos otros escuchar que Gwen iba a volver al triatlón”.

La americana aseguró que su paso por el atletismo podría marcar un factor diferencial en la manera en que se corran las pruebas femeninas. Algo que gemos visto en varias ocasiones con gente como los Brownlee, Yee, el propio Javi… figuras que marcan un antes y un después en la manera en la que se ‘atacan’ las carreras.

“Probablemente, Jorgensen no va a suponer ningún impacto en Paris”

Sin embargo, Duffy rebatía este argumento alegando que el nivel de competición ha subido mucho. Se va más fuerte en bici que años atrás, y eso podría menguar los chances de la estadounidense, que cierra su periplo por el atletismo con un 15’08” en 5000m. El ritmo de natación también es ligeramente superior, y actualmente, es la disciplina dónde Gwen más flaquea. Eso sí, en su último vídeo de Youtube se la podía ver muy motivada en el agua, y tocando ritmos cercanos a los de carrera, aunque aún sea en bloques de poco volumen.

Publicidad

¿Dónde será el debut de Jorgensen?

Aún no lo ha anunciado en sus redes, pero la que fuese campeona mundial imbatida en 2015, está en la startlist de la Copa de Oceania en Taupo. Sería su regreso al trideporte después de casi 7 años desde que que ganó su medalla de oro en Río. Aquél día, Duffy fue octava, y fue la encargada de tomarle el relevo 4 años después.

Publicidad