Publicidad

James Lawrence, el “Cowboy de Hierro“,  se ha embarcado en un ambicioso reto que consiste en hacer 100 triatlones de larga distancia (distancia Ironman) en 100 días, en los que recorrerá un total de 22.627 km a lo largo de 14 semanas.  Ahora ya ha superado el ecuador de este increíble desafío, y el final está cada vez más cerca para el triatleta ganador de varios Récords Guiness.

Ningún reto es imposible para el “Iron Cowboy”

Lawrence es un triatleta canadiense al que le encanta desafiarse a sí mismo y superar sus límites. En 2010, estableció un récord mundial al completar 22 carreras de media distancia en 33 semanas y, en 2012, estableció otro récord mundial al completar 30 carreras de distancia completa en un año.

En 2015, se propuso un reto mucho mayor: completar 50 carreras de larga distancia en 50 días en 50 estados diferentes. Tras este reto, Lawrence publicó un libro titulado Iron Cowboy- Redefine the Impossible, junto con un documental llamado Iron Cowboy- the story of the 50-50-50.

Publicidad

El pasado 20 de abril superó su anterior récord al completar su 51º día de distancia Ironmnan consecutivo, y a día de hoy ya lleva 56 días consecutivos realizando un triatlón de larga distancia.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by James Lawrence (@ironcowboyjames)

Durante la mayor parte de este último intento de récord, Lawrence ha estado luchando con problemas en las espinillas, que le obligan a luchar con todas sus fuerzas por terminar cada maratón.

Antes de empezar, se propuso seguir un programa al pie de la letra, donde la natación debía llevarla a cabo en una piscina y hacerla en poco menos de una hora y media, la bicicleta en 6h:45 aproximadamente y la maratón final en unas cinco horas y a un ritmo de unos 7 minutos el kilómetro.

Tras más de 50 Ironmans está respetando bastante bien esta promesa. El día 56 del reto Conquer 100, completó los 3,8 km de natación en 1:25:46, hizo los 180 km de bicicleta en 6:08:10 y los 42,2 km de carrera en 6:53:02. Después de más de 15 horas a tope, se acostó a las 10:30 y se despertó a las 5:05 para repetir de nuevo la misma rutina que todos los meses anteriores.

“Cada asalto ha sido una batalla. A veces, en la vida, uno se siente así. Sigue respondiendo. El mañana siempre puede ser un día increíble. Y más vale que yo esté presente para verlo”, afirma el triatleta canadiense.

Lawrence, después de su último reto, se apartó del deporte profesional durante un tiempo, pero como hemos visto, le ha vuelto a picar el gusanillo y quiere volver a superarse a sí mismo con este inhumano reto de completar 100 Ironman en 100 días y lograr así un nuevo récord a su historial deportivo. ¿Lo conseguirá?

Puedes seguir al Iron Cowboy en su página web o a través de sus redes sociales y hacer una donación a la organización sin ánimo de lucro que apoya el atleta, Operation Underground Railroad, una fundación que ayuda a las personas que son víctimas de la trata de personas.

 

 

Publicidad