Publicidad

Nuestros dos grandes triatletas del panorama internacional, a parte de compartir grandes victorias, comparten también récords 

Ganar nunca es fácil, mucho menos en un Ironman, repetir victoria a lo largo de una carrera tampoco es fácil y hacerlo dentro del mismo año es casi misión imposible. De hecho, solo cinco triatletas lo han hecho este año: dos hombres y tres mujeres. Pero tanto Eneko Llanos como Gurutze Frades han disfrutado de esa excepcionalidad en su carrera. Eso sí, han tenido que pasar diez años entre la última ocasión que lo hiciera Llanos en 2013 y éste año que lo a conseguido Frades.

Publicidad

ENEKO LLANOS EN 2011 y 2013


Ser capaz de alzar la cinta dos veces en dos cursos diferentes es uno de los puntos de la leyenda de Eneko Llanos. La primera, en 2011, cuando con sus victorias en el Ironman de Arizona y posteriormente en el de Texas convirtió el suelo estadounidense en su fortín. Un doble éxito que le llegó a los treinta y cinco años de edad y con un palmarés de triunfos a sus espaldas en el que ya figuraba el doblete en el Ironman de Lanzarote (2007-2010). Hambriento, dos años después, en 2013, lo volvió a hacer imponiéndose en Melbourne y conquistando el título europeo en Frankfurt. El de Alemania no sería la última victoria del vitoriano, pero en su carrera ya no enlazó dos victorias en año natural en la distancia FULL.

GURUTZE FRADES EN 2024


En aquel memorable 2013 de Eneko Llanos, Gurutze Frades todavía desconocía que era ganar a nivel internacional pero sí comenzaba a dar muestra de lo que podía llegar a ser. Lo había hecho a nivel español en el Campeonato de Larga Distancia y a nivel mundial en los Challenge de Barcelona y Vitoria-Gasteiz.

Una década más tarde, la vizcaína ha firmado su mejor año con sus victorias en el Ironman de Vitoria-Gasteiz y el de Cozumel (aunque en este se suspendió la natación) convirtiéndose en la primera mujer dentro del contexto nacional en firmar tal hito. De tal forma que, en un curso, Guru duplica su número de triunfos en el circuito. Un periodo glorioso que comparte similitudes con el de Eneko Llanos en su momento, el éxito en plena madurez deportiva. Si en el caso de Eneko fue en mitad de los treinta, ella lo ha conseguido superada la barrera de los cuarenta (a sus cuarenta y dos años).

Asimismo, ambos, cosecharon su (primer) doblete cuando contaban previamente con dos pruebas ganadas en sus bolsillos, Vichy y Cozumel en el caso de Frades. Una cita mexicana de la que Guru ha hecho su patio particular como Llanos lo hiciera con Arizona. Allí en Cozumel, la de Durango suma en el último trienio dos victorias y un segundo lugar en distancia Ironman, además de un triunfo y una tercera posición en Ironman 70.3. Y, por último, los dos han sido profetas en Euskadi ya que ella ha cosquistado el Ironman Vitoria-Gasteiz y él, casualmente, con sus entonces mismos cuarenta y dos años también se regaló en casa la octava victoria dentro de la franquicia Ironman. Algo al alcance de muy pocos

Publicidad