Publicidad

El keniano corrió en 2h02’37” en una prueba en la que Mosinet Geremew también corrió por debajo de 2h03′.

Se nos acaban los adjetivos para describir lo que hace cada vez que compite este auténtico extraterrestre. Con su victoria hoy en Londres, Kipchoge acumula 11 triunfos en los 12 maratones que ha corrido en su carrera. ¿Lo mejor? Que además de vencer, el keniano volvió a volar y esta vez, por las calles de la capital británica, firmó la 2ª mejor actuación de la historia en un maratón. La primera, obviamente, sigue siendo el recital que le llevó al Olimpo el pasado mes de octubre en Berlín (2h01’39”).

Hoy, Kipchoge no sucumbió a la amenaza de un Mo Farah que llegaba dispuesto a arrebatarle la corona de rey. Llegó a meta en 2h02’37” (a 2’54″/km) para sellar su 4º título en esta prueba, algo que nadie antes había logrado. Tras él y con una actuación también sensacional llegó el etíope Monsinet Geremew, que con 2h02’55” se convirtió en el segundo hombre más rápido de todos los tiempos en la mítica distancia de los 42 kms. 

Publicidad