Publicidad

Si estás pensando en nadar un poco para mantenerte en forma, o incluso si llevas nadando años pero más como hobby que como entrenamiento, seguramente en algún momento te preguntarás lo inevitable

La natación, incluída en las modalidades deportivas aeróbicas, permite quemar muchas calorías. Tantas como caminar o correr. La diferencia entre ellas que dentro del agua tus articulacions sufren menos debido a que el impacto es muy menor.

Si te gusta nada, métete en el agua. Sabiendo esto, quieres conocer cual es el estilo con el que quemarás más calorías, ¿verdad? Muy fácil, según un estudio de la Universidad de Harvard, realmente casi no importa cuál es el estilo que practicas, sino que lo fundamental es el vigor con el que lo hagas.  Lo que determinará la cantidad de calorías que quemes en cada una de tus sesiones de natación será específicamente la velocidad con la que nades, las distancias que cubras en esos minutos u horas.

Para confirmar tal afirmación, los profesionales del estudio analizaron resultados en grupos de mujeres con variado peso tras nadar 30 minuts y separándolas en estilos. Su conclusión fue que no existen grandes diferencias entre técnicas. Sino que, lo que determina la quema de calorías es la potencia del ejercicio. El informe muestra que las más vigorosas llegaron a quemar prácticamente el doble de calorías en esa media hora de entrenamiento, así que para nada será igual sólo desplazarte en el agua, que tomarte la natación como un completo ejercicio físico.

Publicidad

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=MIzlPnIFFB8[/embedyt]

Publicidad