Publicidad

En el momento de ponernos por delante un reto, ya sea personal o deportivo, de una manera u otra contamos ya con diversas variables, las cuales tendremos que gestionar de la mejor manera posible e incluso prevemos cuáles son los posibles problemas que nos podemos encontrar y cómo les vamos a superar.

Pongamos el ejemplo de querer preparar un larga distancia, estudiamos nuestros horarios para encajar las 12-13 horas semanales de entrenamiento que necesitaremos como mínimo, vamos comentando en casa que nos van a ver menos por allí (a no ser que seas Lionel Sanders y su Cave Pain), hacemos una previsión de gastos que vamos a tener (entrenador, nutrición, fisio …) Pero hay una cuestión igual o incluso más importante que todo este encaje de bolillos de horarios y entrenamientos y es cómo afrontar psicológicamente todo lo que se nos viene encima. Pues bien, es de ello de lo que vamos a hablar en este artículo.

A la hora de enfrentarnos a un reto tanto personal como deportivo, aparte de todo este análisis previo de posibles inconvenientes que podamos encontrarnos y su gestión conviene tomar unos minutos para pensar cómo nos va afectar a nivel psicológico, ya que cualquier reto que nos pongamos por delante va a suponer un esfuerzo por nuestra parte y por consiguiente puede que anímicamente nos veamos afectados. Por eso creo que antes de llevar a cabo cualquier reto debemos de plantearnos una serie de preguntas:

Publicidad
  • HUYE DE RETOS IMPOSIBLES :Un objetivo demasiado ambicioso,  lo único que conseguirá es frustrarnos. Por ejemplo yo que puedo correr una maratón en 3:30 horas me planteo el reto de bajar de 2 horas en maratón me voy a pegar el ostión del siglo.
  • REVISA TU AGENDA A CONCIENCIA: Observa tu horario para ver qué tiempo precisas. Ojo tiene que ser tiempo real o que puedas sacar organizando tus horarios, no tiempo que saques diciendo si en lugar de dormir 6 horas empiezo a dormir 4 tengo tiempo. En la preparación del reto es muy importante el descanso.
  • HAZ UN EXAMEN DE CONCIENCIA Cualquier gran esfuerzo por nuestra parte acabe erosionándonos, por eso tenemos que ser conscientes de cuánto nos va a llevar y si estamos preparados para aguantar ese tiempo.
  • REALIZA UN PRESUPUESTO la inscripción suele ser el primer paso pero en el proceso deberás contar con gastos extras a contemplar como fisio, nutrición. Y no es seguro pero podemos tener algún imprevisto en forma de avería, lesión o rotura de material. (Esperemos que no)
  • EL FRACASO ES UNA POSIBILIDAD :  no nos puede hundir el hecho de haber realizado un gran esfuerzo y no haber alcanzado ese objetivo por el que tanto habíamos luchado. En caso de fracasar tenemos que quedarnos con lo positivo de la experiencia, todo lo que hayamos aprendido en el camino, o el orgullo de decir diseñé un plan exigente con unas líneas de dirección y he sido capaz de seguirlas.

Es importante no caer en la frustración.

 

Recordad, un loco con una idea es sólo un loco hasta que la idea triunfa.

 

 

Publicidad