Publicidad

El alemán no sólo vence sin cuartel en una prueba pasada por agua, sino que además lo hace bajando más de 7 minutos su anterior marca con 7:27:46

El Rey lo ha vuelto a hacer.

Por si había alguna duda del nivel de preparación de ambos triatletas para esta carrera, la respuesta ha sido contundente.

Jan Frodeno marcharía con tiranía desde el primer metro de los 3800m de nado, saliendo del Grosser Alpsee con un tiempo de 45:58, abriendo un hueco de 5 minutos exactos con el canadiense Lionel Sanders, que igualmente registraba un buen crono a pesar de nadar en solitario.

Publicidad

El recital seguiría sobre las dos ruedas, momento en que la lluvia haría acto de presencia, aunque dado que se trataba de un circuito sin ninguna dificultad, ambos triatletas han volado encima de sus respectivas SPEEDMAX, que se vestían a conjunto de los colores del mono de los dos cracks.

A medida que transcurrían los kilómetros sobre la bici, las diferencias entre ambos triatletas aumentarían progresivamente.

Llegados a la T2, el tiempo para Jan Frodeno sería de 3:55:22 -a una espectacular media de 45,89 km/h- recordando siempre que la fuerte lluvia habrá jugado un ínfimo papel en esta carrera. Como curiosidad, el triatleta afincado en Girona se retiraría la badana para afrontar la maratón

Sanders dejaría su bicicleta cerca de 10 minutos después de que lo hiciese el tricampeón mundial, marcando un crono de 4:00:26 para los 180km (44,92 km/h) de bici totalmente llanos. Durante la breve transición que han tenido que realizar, el de Windsor dio señales de haber acusado el frío sobre la bici, mostrando dificultad para calzarse.

Los 42km finales serían una exhibición para ambos deportistas, corriendo holgadamente por debajo de los 3:50 min/km.

Eso los situaría con posibilidad de batir el récord mundial, con una renta de más de 10 minutos para Jan, y algo más de minuto y medio para Lionel.

El ritmo crucero se mantendría hasta los 10km finales, donde Frodo y Sanders ofrecerían las obvias muestras de flaqueza, con el germano acusando una fuerte caída por un resbalón en la media maratón, y el reciente ganador del 70.3 St. George sufriendo por el tremendo esfuerzo.

Finalmente Jan Frodeno pulverizaría su mejor marca histórica lograda en Roth 2016 con 7:35:39, con un nuevo tiempo de 7:27:46.

Sanders pelearía para rebajar su mejor tiempo, logrado en Arizona 2016 con 7:44:29, pasando muchas penúrias y con dolor en una de las caderas, aunque lo lograría con 7:43:30.

El evento se saldaría pues, ofreciendo un gran espectáculo dentro y fuera del triatlón, con una logística brutal propia de un evento donde las dos figuras comparten dos grandes sponsors como CANYON y Zwift.

Cabe recalcar el éxito total de la retransmisión por parte de GolTV que ha supuesto un perfecto complemento a unas imágenes que -a pesar de las inclemencias- han permitido seguir a los dos astros en la gran mayoría de su carrera.

El alemán ya ha anunciado que estará en la Collins Cup, como previa a su stage en los Estados Unidos para preparar el Mundial de Kona


Comentarios

comentarios

Publicidad