Publicidad

El pentacampeón del mundo Javi Gómez Noya habla claro tras lo vivido en Cozumel. En declaraciones recogidas por El Confidencial, el triatleta gallego afirma que la situación que protagonizaron los hermanos Brownlee “claro que puede ser peligrosa” añadiendo que nadie sabía cuál era el estado físico del británico en ese momento. Gómez Noya cree que Jonathan sobrepasó su límite “como ya le había pasado anteriormente alguna vez” y el balear tuvo la oportunidad de coronarse como campeón del mundo.

Preguntado por si hubiera hecho lo mismo al encontrarse en esa situación, el español responde que “quizá sí, aunque tendría que verme en esa situación” explica. Además, añade que para nada disfrutó de lo que le ocurrió a Jonathan Brownlee. “Yo sufro, sea quien sea. Ver a un competidor en esas condiciones es algo muy duro, porque no sabes realmente cómo está. No sabes si es un pequeño mareo, una deshidratación o puede ser algo más serio” afirma en declaraciones a El Confidencial.

La hora de la prueba también es un punto crítico para Gómez Noya. El gallego cree que la prueba se tendría que haber disputado a otra hora. “Eso en un maratón es impensable. Cuando se corre en sitios cálidos, se sale a primera hora de la mañana, cuando la temperatura es un poco más favorable” zanja.

Publicidad
Publicidad