El noruego analiza su 10º puesto logrado en la primera carrera de las Series Mundiales en Abu Dhabi que no le ha dejado buen sabor de boca

LOS DÍAS PREVIOS A LA CARRERA DE YOKOHAMA


Tras la suspensión de la primera prueba de las Series Mundiales en Abu Dhabi donde Kristian Blummenfelt pretendía competir, el noruego aterrizaba en Yokohama muy pocos días antes de la prueba “aunque llegué con cuatro días de antelación, sin tiempo para la aclimatación, pude dormir bien y sin jet lag”. Una cita, la de Yokohama, en la que el año pasado logró un 9º puesto que no le supo nada mal tras estar inmerso en la media distancia. Aún así, este año, estando centrado al cien por cien en la corta distancia con esa mirada puesta en su gran objetivo de reconquistar el oro olímpico, el noruego llegaba con mucha confianza a un país en el que ya había competido hasta en diez ocasiones (ocho en Yokohama y dos en Tokyo) “la verdad es que llegaba mejor que el año pasado y con ganas de superar el 9º puesto conseguido en 2023

Además, el circuito de Yokohama, iba a ser un gran test para valorar su estado de forma ya que el circuito era muy similar al que se va a encontrar en París en el mes de julio “la carrera iba a ser un buen indicador de cómo y dónde estábamos a nivel de estado de forma. Además, Yokohama es un circuito muy llano similar al que vivimos en los Juegos Olímpicos de Tokyo y al que disfrutaremos en París donde la bici no tendrá mucho impacto al ser plano y no muy técnica y donde la carrera a pie será quien decida al ganador”. 

Con todo ello y sin los dos mejores triatletas de corta distancia del momento como Hayden Wilde y Alex Yee, Kristian Blummenfelt se presentaba a la línea de salida con grandes expectativas y ganas de valorar su estado de forma

KRISTIAN BLUMMENFELT Y SU ANÁLISIS DE LA CARRERA


Pues bien, en cuanto a la natación, el noruego mostró su satisfacción tras salir a menos de 40” de cabeza de carrera y más habiendo sido una natación sin neopreno “creo que perdí unos 20” en la primera vuelta y otros 17” en la segunda así que en líneas generales, estoy contento con la natación y más siendo sin neopreno

En la bici, aunque llegó al gran grupo de cabeza en la primera de las nueve vueltas que había que dar al circuito, el noruego, que nos tiene acostumbrados a no ahorrar ni un ápice de fuerza, optó por usar otra estrategia muy diferente a la habitual “al llegar al grupo de cabeza durante las tres primeras vueltas, decidí quedarme a cola del gran pelotón para ahorrar fuerzas. Luego, poco a poco me fui situando entre los cinco primeros del grupo para evitar las aceleraciones que se suelen dar por detrás. Aún así, hice una bici con las pulsaciones muy bajas y ahorrando todas las fuerzas posibles

Bajándose en segundo lugar a la transición, las probabilidades de Kristian Blummenfelt de acabar la carrera en los primeros puestos eran enormes. Finalmente, tras una mala carrera a pie, finalizó 10º a 41” del ganadorempecé corriendo fuerte, en el grupo, pero a partir del kilómetro cinco empecé a sufrir y a perder el grupo con el que iba corriendo. En ese grupo íbamos desde el 3º al 10º clasificado. La tercera vuelta la hice solo y la última vuelta pude apretar y terminar fuerte aunque muy lejos de los puestos de honor

Además, el vigente Campeón Olímpico, se sincera apuntando que hubiera llegado a más tiempo del vencedor si algunos grandes triatletas no se hubieran ido al suelo en la última vuelta de bici. Una carrera que no le dejó un buenas sensaciones sobre en todo en la carrera a pie, el segmento que será clave en la cita de París “ahora volveré a Europa y tengo diez días para hacer entrenamientos de carrera a pie por encima y a ritmo de carrera para mejorar el segmento que será clave en París