Publicidad

No es la primera vez que damos un titular similar, por desgracia. El que os escribe no es abogado pero tengo un mínimo de sentido común, pero la noticia es que, tras ser acusado de homicidio imprudente tras dar positivo por cocaína en el test de drogas, Frederic Boher, de 38 años de edad y con antecedentes policiales en Francia, está hoy en libertad mientras que una familia está encerrada en la tristeza para toda su vida.

Los hechos sucedieron, según el Diari de Girona, la tarde del domingo en la localidad gerundense de Roses. La policia detuvo al conductor tras atropellar a un ciclista belga de 61 años y dar positivo en el control de drogas.

Pocas horas después y tras pasar a disposición judicial en el juzgado de instrucción número 2 de Figueres, la titular del juzgado dejo en libertad provisional al conductor drogado a pesar de ser acusado formalmente de homicidio imprudente y por conducir bajo los efectos de las drogas mientras la propia Juez pedía una ampliación del atestado para aclarar como sucedió el accidente mortal.

¿Vosotros lo entendéis? Porque yo no.

Publicidad
Publicidad