La nueva normativa de circulación ya ha entrado en vigor, con más protección a ciclistas, aunque parte de las regulaciones también afectan a las obligaciones en nuestro colectivo.

Hace unos días, la DGT se dirigía directamente a los ciclistas con la siguiente frase: “Toca hablar de normas”.

Y es que, como siempre, los que pedaleamos sobre la bici, debemos ser los primeros en dar ejemplo si luego exigimos respeto por parte del resto de usuarios de la vía. No hay que olvidar esto.

Todo ello, la misma semana que el órgano de tráfico ha activado la nueva normativa que limita a 30km/h la velocidad máxima en la mayoría de calles de las ciudades españolas.

Evidentemente, es una norma que está enfocada a una mejor convivencia entre los múltiples medios de transporte que están ocupando la ciudad y los coches y motos.

Los patinetes y los ciclistas son los más vulnerables en la carretera, y por ello, una limitación de la velocidad siempre va a favor de la vida de las personas que eligen medios limpios para sus tareas diarias.

Asimismo, todos los que atravesamos urbes y poblaciones durante nuestros entrenamientos, deberemos tener en cuenta en tipo de vía por el que circulamos, con la consecuente velocidad tope -20, 30 o 50 km/h-.

  • 20 por hora en vías de un solo sentido, con acera a ambos lados.
  • 30 por hora en vías de doble sentido, con acera a ambos lados. La gran mayoría de carriles.
  • 50 por hora en vías con 2 o más carriles por sentido (siempre obviando las vías destinadas al transporte público, que no computan en la suma)

¿Servirá de algo el límite?


Está claro que estos nuevos límites pueden parecer utópicos por el tipo de sociedad en la que vivimos.

Por desgracia, no tosos los vehículos respetan al ciclista en ciudad (y muchos también en carretera), lo mismo que ocurre con los límites de velocidad.

De hecho, la polémica ya está servida desde hace días en las redes. Bajo el hashtag #timocarril , se han compartido ejemplos de ciudades en las que la incorporación de un carril o zona con límite de 30 km/h no se respeta en ningún caso.

El colectivo coincide en que la única solución con alcance real pasa por crear nuevos carriles bici, que sí que son percibidos de manera correcta por los vehículos de motor.


Comentarios

comentarios