Publicidad

De todos es sabido que la UCI, de prohibir, sabe un rato y lo ha vuelto a demostrar con mano dura ante el ingenioso manillar aero que salvaba la normativa.

1500€ es el coste de este manillar aero que pretendía saltarse las prohibiciones de la UCI en cuanto a las posiciones aerodinámicas de las que ya hablamos en nuestra revista.

Con este manillar los ciclistas podían, teóricamente, estirar sus brazos simulando alguna de las posiciones prohibidas pero sin romper la norma tal y como estaba redactada. Como si de unos acoples se tratara este manillar integra una estructura que alargaba de manera evidente la posición del ciclista que incluso podía apoyar sus antebrazos. Ingenioso ¿no?

Pues la idea ha ido al palco con los argumentos de la UCI que prohiben un punto de apoyo a los ciclistas diferente a los permitidos : Manillar, sillín y pedales 

Publicidad

La precuela


Fue el ciclista el ciclista del conjuntp BEAT, Jan-Willem van Schip, decidió montar este  manillar aero fabricado por la marca Speeco. De hecho el ciclista incluso comunicó a los jueces su inclusión.

Durante la etapa en cuestión van Schip llegó a protagonizar una escapada por lo que las miradas de los aficionados cayeron sobre la posición del ciclista y su manillar.

Una vez concluida la etapa la UCI descalificó al ciclista por el uso de dicho manillar a pesar de que la organización estaba avisada tanto de su uso como del trabajo que estaban haciendo las semanas previas para desarrollar este manillar al que habían conseguido rebajar el peso hasta los 500g.

Publicidad