Publicidad

El triatlón le debía una a Mario Mola. El chico de la eterna sonrisa se ha proclamado este domingo campeón del mundo de triatlón ITU en un final de infarto.

Una carrera que pasará a la historia por las circunstancias que han rodeado los últimos 300 metros de carrera. Mola ha logrado el título tras cruzar quinto la línea de meta en Cozumel, donde se ha disputado la Gran Final. Su máximo rival, el británico Jonathan Brownlee, ha ido escapado hasta que a falta de 400 metros para meta, ha perdido la capacidad de aguantarse en pie. Por detrás, su hermano Alistair lo ha agarrado de los brazos para llevarlo hasta meta. Jonny ha cruzado segundo la meta, resultado que con el quinto puesto de Mario, le daba el título al español.

2XU RECOVERY

La general ha quedado apretadísima tras la Gran Final.  4819 puntos para Mola, mientras que Jonathan suma cuatro menos: 4815 puntos. Una diferencia suficiente para que el balear consiga su primer título tras una carrera con un final trepidante. “No es la forma como quería ganar el Campeonato del Mundo. Ha sido una carrera muy dura” afirmaba el balear al llegar a meta. Un final épico y para la historia.

Por su parte, los demás españoles tuvieron suerte dispar en la carrera. Fernando Alarza entró en el Top 10 (fue 9º) y de este modo completó unas Series Mundiales brillantes con una tercera posición final en la general. Chente Hernández, como reconocía después en redes sociales, no tuvo un buen día y sufrió mucho para terminar en 23º posición, 18º de la general final de las WTS. Y el otro español en liza, Pablo Dapena, tampoco encontró las buenas sensaciones y terminó 48º.

Publicidad

top10 wts

Publicidad