Publicidad

Saber aprovechar las circunstancias del nado en un triatlón es parte del juego. Sacar partido de ello, y hacerlo bien, nos va ahorrar energía y mejorar nuestra marca

ASPECTOS BÁSICOS DE NADAR A PIES


Hay que conocer nuestro ritmo, la fuerza de nuestro “agarre” en el agua, hacer muchos metros en piscina, conocer el esfuerzo aproximado que tenemos que llevar en aguas abiertas.Una vez conocido tu ritmo, podrás encontrar en competición ese buen batido de pies del compañero que tenemos delante.

Los datos estadísticos nos dicen que nadar a pies correctamente genera una reducción de la resistencia hidrodinámica de un 7% cuando vamos al lado, y hasta un 26% en el esfuerzo percibido si vamos a pies.

Nadar a pies correctamente será un nado más tranquilo, con menor cadencia de brazada, teniendo en cuenta que existirá menos apoyo en el agua debido a esas burbujas que aparecen, la brazada será más larga

Publicidad

El comienzo de la competición, siempre es algo agobiante, lo primero es saber cuál es nuestro lugar: nado en los primeros puestos, ritmo medio, soy debutante… A partir de ahí, realizaremos una buena salida de 200-300 metros, que normalmente coincide con la primera boya.

Posteriormente mantendremos nuestro ritmo de competición en relación a la distancia e intentaremos buscar esos pies, a partir de ahí comienza la percepción del esfuerzo.

Si conseguimos mantener ese buen ritmo de competición a pies, ¡perfecto! Colocarnos al lado del compañero es otra buena opción,  yendo a la cadera del mismo, habiendo también beneficio en el nado, teniendo mayor margen de maniobra ante cualquier cambio de ritmo en competición.

COMO ENTRENAR EL NADO A PIES


Este “Drafting en el nado” hay que llevarlo a cabo con compañeros de entrenamiento, los cuales deberán tener un ritmo mayor de nado que el nuestro, tenemos que saber dónde situarnos, así unos se verán beneficiados de otros.

De vez en cuando  aprovecharemos las series, tanto cortas como largas, buscaremos ese compañero de referencia, logrando llevar ese ritmo no muy cómodo pero que podamos aguantar en el trascurso de la serie en cuestión, esos pies, para así ser más eficientes y rápidos, sin perder en ningún momento la técnica de nado por supuesto.

ALERTA, NADAR A PIES TIENE SUS INCONVENIENTES


  • Asegúrate que tienes mecha para aguantar el ritmo del compañero que tenemos delante. Un esfuerzo por encima de tus posibilidades provocará el efecto contrario de nadar a pies que deseamos.
  • Controla la orientación. A no ser que conozcas al compañero que te llevara a pies y sepas que tiene una excelente orientación, deberás ir levantando la cabeza para asegurarte que no estás regalando metros a cambio del beneficio de nadar a pies.
  • Muchos triatletas realizan una respiración inadecuada o tienden a levantar demasiado el cuerpo para situarse en competición, intentaremos sacar la cabeza hasta el mentón, esos sí, también dependerá de las condiciones del mar, las corrientes y el oleaje a veces juegan en nuestra contra.
  • Tendremos en cuenta que si tocamos a menudo los pies al compañero ¡ No le hará mucha gracia!, por lo que mantendremos cierta distancia, colocándonos entre 20 y 50 cm detrás de los pies del mismo,  sabiendo que existe ganancia hasta con metro y medio detrás de sus pies.

[Mowplayer-Video ID=nocHdzTn1i8]

Publicidad