Nike Vaporfly Next% vs Hoka Carbon X

0

Comparamos los pros y los contras de las dos zapatillas del momento, ¿con cuál te quedas?

Las plantillas de carbono y las espumas reactivas están a la orden del día. Quizás el debate en el mundo del triatlón se está dividiendo entre Nike y Hoka One One, que es la marca predilecta en Kona y que en los último años ha ganado muchos adeptos entre el público de larga.

Si bien es cierto que las otras marcas con competencia directa están sacando sus modelos para rivalizar, como Asics, Adidas o New Balance; La guerra parece que se está librando entre la marca de Oregon y el sponsor del segmento a pie de Kona.

En esta comparativa analizaremos los dos modelos más sonados de ambas marcas. Las ZoomX Vaporfly Next% se enfrentarán cara a cara con las Hoka Carbon X


Hoka Carbon X

Además de su apariencia de zapato lunar, HOKA incorporó una placa de carbono de abasto total en la suela, que actúa como un trampolín, absorbe el impacto al talonar, aterrizar de mediopié o hacerlo de metatarso.

Este impacto se traslada de manera directa a la punta de los dedos, que con la ayuda de dicha placa, se creará un efecto catapulta puesto que la lámina simulará que estos se encuentran rígidos para una mayor reactividad.

De esta manera se consigue un mayor efecto a mayor cadencia, aunque por supuesto, ambas zapatillas que examinamos, están destinadas a ritmos aparentemente rápidos para la larga distancia (<4’35”/km).

La placa de carbono de 1.5 mm se encuentra encima de una capa de gel EVA y debajo de una espuma más suave.

Pros

El equilibrio perfecto entre estabilidad y amortiguación hace que la Carbon X sea una zapatilla ideal para maratones después de la bicicleta o hasta una media maratón si somos más pesados, ya que en dichas carreras se requiere comodidad extra puesto que la musculatura y el cuerpo en general, acarrea mucho estrés.

La plataforma que proporciona la estabilidad puede ser el comodín para completar los 42km con garantías de que nuestro tren inferior no se va a quedar en el asfalto. La compresión de la espuma y la resistencia de la placa de carbono se traduce en menos tiempo de contacto, con unos 5mm de drop que no son muy comunes entre los ”zapatófonos”

Son casi 100 euros más baratas que las Nike, quedando en 180€.

Contras

Será mejor dejarse en T2 un calzador, porque meter el pie en la Carbon X es complicado. Esto se debe a que la zona de acceso a la zapatilla está rematada con una malla que busca proteger al aquiles, pero que a su vez dificulta mucho a la hora de ponernos el par de voladoras.

Los cordones no son de lo mejorcito y tienden a desatarse. Lo mejor sería optar por unas gomas con cierre rápido u otra solución.

Se trata de una zapatilla pesada para ser una voladora con 245gr, aunque la duración de la suela no se traduce a muchos kilómetros. Es por eso que debe dedicarse exclusivamente a carreras de media o larga distancia, por el plus en amortiguación que nos brindan.


Nike Zoom Vaporfly Next%

La zapatilla de moda. El ZoomX se ha convertido en la patente más preciada de Nike, que junto a la placa de carbono, crean una simbiosis que provoca un gran retorno de energía, a lo que se suma una mayor economía de carrera.

La Next% incorpora espuma adicional en la entresuela, respecto a la 4%, además de reforzar la zona media del pie para minimizar el impacto.

Son muchos los profesionales del atletismo y del triatlón que han decidido renunciar a las zapatillas de sus sponsors, dada la eficacia que han demostrado alrededor del mundo.

Desde su aparición, han estado presentes en la mayoría de podios de cualquier competición que incluya carrera a pie.

Pros

Sin duda alguna se trata de la zapatilla más rápida del mercado, la placa de fibra de carbono que también se extiende del talón a los dedos del talón, he demostrado con creces que ofrece una rigidez, y una reactividad en consecuencia,  que supondría un gasto energético superior.

A mayor ritmo, menos impacto, que se traducirá al final de nuestro esfuerzo a más frescura muscular para conseguir una mejor marca, o a su vez una menor acumulación de lactato, si la usamos para entrenar. En este último caso, preparad la cartera.

Si buscas correr rápido (<4’/km) para conseguir tu mejor marca, y estás dispuesto a arriesgar dinero (275€) y físico por ello, son tu zapatilla.

Contras

La Next% está casi dedicada a corredores neutrales y eficientes que aterricen de antepié o metatarso. Estos atletas deben de ser capaces de no sucumbir al mal gesto técnico que induce el cansancio, puesto que de ocurrir eso, la zapatilla se convierte en un arma de doble filo, ¡Vigilad los tobillos!.

La estabilidad se encuentra pues, comprometida a una buena técnica, y por supuesto, detesta totalmente una entrada de talón. Sin embargo se trata de una delicia si nos encontramos con las piernas frescas, algo que no es muy común de ver en el tramo de carrera de un triatlón. Por ende, se trata de una zapatilla con tendencia a carreras más cortas, del 5k a la media maratón en triatletas con una técnica muy depurada

Su colocación puede ser algo más cómoda, aunque la ligereza de su capa exterior, hace que nuestro pie no ventile del todo bien, a parte de que el material es muy fino y se puede romper con facilidad.


Conclusiones

En definitiva, podemos ver que el modelo de Hoka está más enfocada al público generalista que busca una zapatilla que le permita superar la maratón con garantías. El equilibrio entre economía de carrera y amortiguación. Quizás no ganarás la carrera con ellas pero vas a llegar sano a casa.

A su vez, la Next% destila pura nervio y velocidad, pero son unas virtudes que deben de ser domadas por un atleta con buena condición física y buena técnica. Después de calzarte estos misiles, nada te va a parecer igual.

Comentarios

comentarios

Share.

About Author

Roger Manyà

1998. Triatleta & Comunicación