Publicidad
Ricardo Sánchez –El próximo 23 de febrero tendrá lugar en Sevilla la XXX  edición del maratón, y en este artículo te presentamos como vivirlo tanto si vas a correrlo como a disfrutarlo des de la distancia
La carrera

La Maratón de Sevilla es una de los pruebas deportivas más prestigiosas del sur de España. No sólo se trata de un evento que año a año va creciendo en número de participantes, sino que también la Federación Internacional de Atletismo, la ha reconocido como prueba de categoría bronce para carreras de asfalto en 2014 (el tercer mayor galardón que le podrían conceder), debido a un baremo en el que se tiene en cuenta la calidad de circuitos, la promoción de la prueba, el nivel de los atletas participantes, etc.

Circuito

El circuito es prácticamente el mismo que el del año pasado salvo por un par de giros cerrados que han modificado para hacer la carrera más rápida y segura (enlace al recorrido de la prueba http://www.maratondesevilla.es/recorrido/).

Avituallamientos

Los avituallamientos, tal y como dice el reglamento de la carrera, están situados en en los kilómetros 5, 10, 15, 20, 25, 30, 35 y 40, situándose entre ellos puestos de esponjas (kilómetros 7.5, 12.5, 17.5, 22.5, 27.5, 32.5 y 37.5).

Claves a tener en cuenta
  • El perfil de la prueba es prácticamente plano debido a que Sevilla es una ciudad muy llana. Es toda una ventaja.
  • Hay avenidas muy largas y anchas, por lo que en ocasiones puede producirse la sensación de avanzar muy poco. En este sentido hay que tener especial cuidado con los kilómetros previos al 20 (Avda Kansas City) y a partir del 30 (Avda de la Palmera).
  • Entre los kilómetros 35-38 se pasa por la zona monumental de la ciudad entre calles muy estrechas. Son zonas muy turísticas donde la gente trata de cruzar al paso de los corredores. A pesar de la fatiga que se llevará por ese entonces hay que mantener los ojos abiertos.
  • Los últimos 3 kilómetros son matadores mentalmente pues se ve perfectamente el Estadio Olímpico en varias ocasiones (lugar de la meta). Mientras tanto el trascurso de la carrera avanza haciendo una especie de zig zag por sus alrededores (tanto por el Parque del Alamillo como por el párking del propio Estadio).
Lo más bonito para el corredor

Aunque sea una prueba en la que se va a sufrir considerablemente, Sevilla es una ciudad preciosa de la que se puede disfrutar durante el recorrido. En torno al km 5,5 pasaremos por la Torre del Oro, en el 6 por la plaza de toros de La Maestranza, en el 15 por la Muralla de la Macarena, en el 27 por el Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán (Sevilla F.C.), en el km 30 el Estadio Benito Villamarín (Real Betis Balompié) junto con el resto de la Avda de la Palmera que alberga a muchos de los pabellones que se construyeron durante la Exposición Iberoamericana de 1929, en el km 33 por el Parque de María Luisa (que alberga entre otras cosas la Plaza de España y el Museo Arqueológico), en el km 35 por la Real Fábrica de Tabacos (edificio del Rectorado de la Universidad de Sevilla), en el km 36 por el Archivo de Indias, la Catedral, la parte trasera de la Giralda y el Ayuntamiento… ¡Todo lo que he mencionado es un gustazo para la vista!

Publicidad
Puntos para que lo vea la familia

Hay una serie de puntos clave para que los acompañantes de los corredores puedan seguir más o menos el transcurso de la carrera (enlace a recorrido http://www.maratondesevilla.es/recorrido/). La carrera comienza en la Avenida Carlos III. Tras ello, si subes por la Calle Marie Curie y cruzas el Puente de la Barqueta puedes ver en la Avenida de Torneo el paso del kilómetro 9 de la carrera (lo ideal es que lo veas por el lado contrario al puente). Justo tras pasar por ese punto, si bajas por la calle Resolana (unos 5 minutos andando), volverás a ver la carrera, en su kilómetro 14 ya llegando al 15.

Volviendo sobre tus pasos, de nuevo por la calle Resolana, si giras a la izquierda por la calle Pacheco y Núñez de Prado, llegarás a la Alameda de Hércules donde puedes observar el paso por el kilómetro 38-39. Además ese punto es ideal para esperar a los corredores ya que es una plaza llena de bares y cafeterías. Por si fuera poco, ahí hay algunos parques donde los niños pueden jugar y divertirse, por lo que es un buen lugar para ir con los más pequeños.

Espero que esta guía te sirva tanto a ti como a los que te acompañen a disfrutar de una mañana fantástica de deporte.

Publicidad

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí