Publicidad

El valenciano se vio obligado a ponerse el chip en la segunda transición cuando lo perdió sin querer en la primera.

“Hoy me siento decepcionado y no por mi carrera o mi puesto sino por la incompetencia de ciertas personas que son capaces de desvirtuar una carrera y tirar al traste el trabajo de muchas personas”. Así empezaba el triatleta Roberto Sánchez su post en Instagram. 

El valenciano, residente en la actualidad en Manises, campeón del Mundo sub23, sufrió ayer un traspié en el Pro Tour de Madrid. En la primera transición, tuvo la mala suerte que se le cayó al suelo el chip geolocalizador. A esto, una jueza le obligó a ponérselo otra vez durante la segunda transición. Acción que no es necesaria pero que Sánchez Mantecón tuvo que volver a ponérselo sí o sí porque sino lo descalificaban de la prueba.

“Por mi parte contento de haber resurgido tras perder muchos segundos valiosos cuando me obligaron a ponerme un chip que se me había caído involuntariamente con amenazas de descalificación si no me lo ponía”, decía y describía explícitamente el triatleta lo que le pasó.

Publicidad

Este problema hizo al valenciano perder mucho tiempo. No obstante la decisión, la pérdida de segundos e ir a remolque durante lo que restaba, Sánchez Mantecón recuperó algo de tiempo que no le hizo ganar muchas más posiciones en una prueba tan corta y táctica como ésta. “He estado a remolque desde la decisión. No obstante, me he sentido fuerte para ganar la medalla de chocolate. Enhorabuena el podio. Con esto acabamos una buena semana de entrenamientos y ya tenemos la vista puesta en el WTS de Abu Dhabi de dentro de dos semanas“.

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=k5v42u96aUs[/embedyt]

 

 

Publicidad