Publicidad

Lionel Sanders muestra en su reciente vídeo cuál ha sido su mejora en un año en un entreno específico de cara al Challenge Miami

Hace exactamente un año, el de Canyon se enfrentaba a un durísimo entreno: 2x5k a fuego.

16’41” y 16’44” fueron los resultados del año pasado, con 4′ de recuperación entre los dos sets. Unos tiempos que arrojan un ritmo de 3:20/km, nada exagerado para lo que nos tiene acostumbrados el ‘avión de Windsor’.

No en vano, afirma que aquél no fue su mejor día, por lo que un año después -y con un nuevo PB de 14:34 en pista- ha decidido repetir el entreno para ver hasta dónde ha podido subir el listón, luego de un 2020 dónde casi no ha competido, y todo han sido ‘mini retos’ personales.

Publicidad

El mismo Sanders afirma que de sentirse igual que hace un año ”se desapunta del Challenge Miami” dónde se va a batir con rivales de la talla de Frodeno, Hanson, Hoffman, Von Berg, O’Donnell, Dapena… Triatletas con muy pocas -o ni una- flaquezas.

Lionel, al igual que otros super atletas como son Richard Murray, Gustav Iden o Lucy Charles, se encuentran sin patrocinadores de zapatillas. Algo extraño dado que estamos hablando de figuras que ocupan el primer lugar en pruebas de primerísimo nivel.

En el caso del canadiense, se ‘costea’ unas Alphafly y unas Hoka CarbonX para los dos 5000m.

¿El resultado? Dos zarpazos. 15’53” y 15’23”, eso es correr y mucho para ser Lionel Sanders.

Un dato que si que demuestra que en 2020 no tenía el mejor de sus días, es que el pulso en ese día estuvo en 143 y 149 ppm de media para las dos rondas, mientras que en la intentona más reciente, se quedó en 138 y 148. Sin embargo, debemos recordar que la FC siempre está ligada a multitud de factores sobre los que el atleta no puede hacer nada.

Lionel ha querido afianzar su nivel a pie después de ver la facilidad con la las estrellas de la ITU corren después de una paliza en bici como la de Daytona. Triatletas que como bien dice Sanders, son sub 14 en 5000m, por lo que ser competitivos pasa por no especular con ritmos de 3:20/km.

Veremos si estos entrenos se ven finalmente reflejados en carrera, y a la vez, nos respondemos la pregunta que muchas veces nos ronda la cabeza: Los pros también mejoran a pesar de llevar un porrón de años en la pomada.


Publicidad