Publicidad

El alemán ha anunciado que dejará la alta competición a finales de 2023, después de que las lesiones hayan marcado el calendario de uno de los mejores triatletas de larga distancia de los últimos tiempos

Otro gallo que se retira… Si bien el pasado año era Fred Van Lierde quien se retiraba, y en 2021 Iván Raña, dentro de dos temporadas va a ser Sebastian Kienle quién diga adiós a la categoría PRO

Sin embargo, el alemán tiene aún dos balas grandes para gastar: El Mundial de 70.3 en St. George o en el Campeonato Mundial IRONMAN, en su regreso a Kona.

El adiós

“Me siento un poco extraño anunciando esto”, dijo Kienle en un vídeo que publicó hace pocas horas. “Obviamente, en las últimas semanas he reflexionado mucho acerca de mi futuro y hablé con amigos, familiares y patrocinadores.”

Publicidad

Los motivos

“Estos últimos dos años he tenido bastante a menudo la sensación: joder, ya está, me voy a retirar después de esta carrera, porqué veo que ya no valgo más para el triatlón. Por supuesto, tienes etapas como esta a lo largo de una carrera tan larga y aprendes a ignorar estas voces.”

Fue después de anunciar que no estaría en Roth que decidí que era el momento de enfocar mi vida hacia un futuro apartado del deporte, sin la lacra de las lesiones siendo la batuta de mi vida.

Para 2022 ya ha anunciado que sus objetivos serán los dos Mundiales de half y full, mientras que para su última temporada, Kienle quiere dar ‘una vuelta al mundo’ compitiendo en todas las pruebas en las que no ha podido participar estos años.

Palmarés

Entre sus triunfos más destacados, se encuentras tres mundiales -uno de IRONMAN en 2014 y dos de 70.3, en 2012 y 2013-

Además, ha sido podio en Kona en 2013, 2016 y 2019 y se considera como uno de los mejores triatletas ‘en tierra’ que ha conocido el triatlón contemporáneo, con un sector ciclista demoledor y siempre al ataque, combinado con ritmo de carrera a pie inquebrantable.

Publicidad