Publicidad

La amenaza del coronavirus parece haber incluido en los planes del Ministerio al cargo de la organización de los Juegos, un posible aplazamiento hasta final de año

“Expresamos nuestro compromiso completo con el éxito de los Juegos entre el 24 de julio y el 9 de agosto”, ponía la nota emitida tras las deliberaciones del COI ayer mismo.

En el supuesto de que el evento deportivo se cancelase, el COI mantendrá el derecho a la organización de poder aplazar la celebración de la Olimpíada a finales de este año, en ningún caso se está barajando un cambio de sede o una posposición a 2021.

“Apreciamos y apoyamos las medidas que se están tomando, que constituyen una parte importante de los planes de Tokio para organizar Juegos seguros y protegidos”.

Publicidad

Estas eran las palabras de Thomas Bach, portavoz del Comité Olímpico, que está trabajando mano a mano con la Organización Mundial de la Salud, para mitigar la crisis mundial con el virus.Resultat d'imatges per a "tokyo 2020 coronavirus"


A su vez, Seiko Hashimoto, aseguró en el Parlamento que las bases del contrato con el COI no establecen claramente un calendario de celebración, y esa sería la alternativa en caso de suspensión.

“El contrato exige que los Juegos se celebren en 2020. Eso podría interpretarse como que permite un aplazamiento”, afirmó.

Todos los frentes parecen estar llamando a la calma después del anuncio de que el veredicto final se emitiría en un plazo de los dos próximos meses.

Publicidad