Publicidad

La británica, que cuenta con un envidiable centro de entrenamiento en su casa, enseña todos los secretos del sitio donde realiza casi la mitad de todos sus entrenamientos

Si bien el gimnasio que montó Lucy Charles en su casa estaba pensado en un inicio para ser su lugar de trabajo como entrenadora personal, el uso final ha acabado por ser la central de entrenamientos de ensueño para cualquier triatleta, o amante del deporte.

No solo el magnífico equipamiento lo hace especial, sino que la ambientación, conseguida gracias a un sistema de iluminación adaptativa, que puede variar el tono y color de la luz según el gusto del huésped, sino que además las paredes de la estancia están decoradas con las mejores instantáneas de la pareja Charles-Barclay, así que no hay excusas para no sacar el trabajo duro adelante.


Además de los estándares de cualquier ‘habitación del dolor’, como son:

Publicidad
  • El rodillo. En el caso de Lucy, un Wahoo Kickr con todos los extras
  • La cinta de correr . Tiene dos. pero utiliza la Woodway de 10.000€, dónde dice acumular el 50% de su trabajo indoor.
  • Una piscina con corrientes. Dónde además tiene instalada una cinta para poder correr debajo del agua y evitar impacto.

La triatleta británica cuenta con lo último en otras disciplinas del deporte, como puede ser una máquina de remo, una máquina Vasa Swim para simular el nado en seco, un arsenal de peso libre y elementos para trabajar la fuerza, a lo que se suma la joya de la corona, el cuadrilátero.

No, Lucy no tiene intención de dar el salto al boxeo, pero la familia de su pareja tiene tradición en este deporte, y decidieron de integrar este ring cómo parte del contexto de atleta que pretende adquirir Charles como base de su acondicionamiento físico, ya que como podemos observar por su cuerpo, es un claro ejemplo de que primero un atleta se construye por su ‘chasis’ para poder tener un buen ‘motor’. Eso sí, hay que añadir que a día de hoy sólo realiza sesiones de abdominales y de peso libre en este espacio, veremos si en un futuro esto cambia.


Otras curiosidades son el hecho de tener un tremendo abastecimiento de café y avena para resistir las sesiones, además de un baño completo y una lavadora para tener todo el material listo para darlo todo en su siguiente sesión.

¿Habías visto alguna vez una paincave igual?

 

Publicidad