Publicidad

Ya han pasado días desde que el 4 de Mayo me comunicasen que era el afortunado ganador de una plaza para el Ironman Barcelona y encima “patrocinado” por Skechers. Vaya lujazo y menuda responsabilidad (soy de los que me gusta hacer las cosas perfectas).

Una vez comunicado a mi entrenador Andreu López el nuevo objetivo, en un principio valoramos variar los entrenos pero me comento que teniendo el Medio Ironman Villa de Madrid el 19 de Junio, mejor no tocar nada por ahora ya que llevo una buena carga de kms en las piernas dado que realicé la Zurich Maratón de Barcelona 2016, por lo que vamos bien de volumen según me dijo.

skechers davidPor dar unas cifras para los amantes de los números, acabaremos el mes de Mayo con 14.500 metros de natación, ya sé que pueden parecer pocos pero como comenté en la entrevista que me hicieron, este es el medio en el que me muevo mejor y donde tengo más margen para “tirarme del rollo”, acumularemos cerca de 100km corriendo y 440km en bici. Dada la cercanía de la prueba de Madrid ya hemos empezado a realizar transiciones de bike a run (para los puristas) para ir acostumbrando las piernas a esa sensación de Mazinguer Z que tenemos cuando hacemos la T2 y cada vez que empiezo a realizarlas me digo lo mismo, voy como un palo corriendo.

Pero lo más importante de la preparación, a parte de la física, es la mental, en cada tirada larga de Bici me pregunto lo mismo, luego tendré que bajarme a correr 42km ¿Estaré preparado? ¿Aguantaré sin caminar? Esta última pregunta es la que me obsesiona porque soy de los que nunca he caminado en un Half ¿Seré capaz de hacer lo mismo en el Ironman? La respuesta que me doy a mismo es SI, seguro que SI.

Publicidad

Otra cosa que me viene a la cabeza, debido a mis constantes viajes por trabajo, es como narices me lo montaré para realizar las tiradas larga de Run cuando en el mes de Junio mi entrenador me pasé la preparación. Suerte que el verano está cerca y amanece temprano y eso tiene un efecto motivador brutal en mí.

Salud y kms a todos/as.

SEGUNDO MES DE PREPARACIÓN

Ya “solo” faltan 4 meses para el debut en un Ironman, y digo solo porque los días pasan a una velocidad de vértigo. Conciliar la vida laboral, personal y deportiva hace que no te “enteres” de nada y que vayas quemando y devorando etapas en todos los ámbitos de la vida sin enterarte.

A priori y si las lesiones me respetan la preparación física va viento en popa, me siento cómodo con los entrenos y voy siguiendo como un creyente con mucha fe las instrucciones de mi entrenador Andreu López.

Por cifras incrementamos hasta los 16.000m de natación, bajamos a 88km en la carrera a pie y subimos hasta los 470km en bici. Hay que puntualizar que participé en el Half Villa de Madrid, que ya tenía en mi calendario antes de mi designación por Skechers para participar en el Ironman de Barcelona.

Me noto tranquilo ante el reto pero aún faltan muchos meses y seguro que conforme avancen los meses me asaltaran las dudas de si he acumulado los suficientes metros en la piscina, kms en bici y corriendo, pero por ahora prefiero no pensar y si en disfrutar de este mayúsculo reto.

Algo que me obsesiona es el tema nutricional de cara a la prueba dado que en mi caso particular en los Half apenas como ya que no lo necesito, me hidrato y tomo algún que otro gel pero nada más. Mis dudas aumentaron hablando con Beñat Lekue, ganador del Half Villa de Madrid al decirme que él en las pruebas Ironman come hasta sándwiches, eso me agobia porque llevo mal los alimentos sólidos en carrera.

Por otro lado creo que a nivel mental estoy preparado pero eso lo determinará el día 2 de Octubre.

Salud y kms.

Publicidad