Publicidad

Sigue la cuenta atrás para el mayor evento deportivo del mundo. Los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 están a la vuelta de la esquina y los triatletas lo saben. Poco más de un año y medio, 500 días, para que se celebre una de las carreras más importantes. Y es que por su periodicidad, adquiere un valor todavía más alto. Los Juegos Olímpicos son el sueño de todo triatleta. No solo ganar una medalla, si no el poder vivirlos como deportista. Y es que cada país tiene un máximo de tres plazas en categoría masculina y tres en categoría femenina, por lo que la lucha en España se presenta tan dura como bonita para el espectador.

Con Javi Gómez Noya y Mario Mola con aspiraciones a medalla, la tercera plaza española es un objetivo para muchos triatletas. Recién arrancada la temporada, son Fernando Alarza y Vicente Hernández los que tienen el puesto más cerca a priori, pero con la sombra de Cesc Godoy, Jesús Gomar o David Castro presente. Y es que la batalla por la tercera plaza olímpica dejaría a un triatleta del top10 de las Series Mundiales fuera de los Juegos. En categoría femenina, el objetivo de la FETRI es clasificar a tres atletas para los JJOO. Tras la victoria en Mooloolaba, la ilicitana Tamara Gómez es la mejor posicionada, seguida de cerca por Carolina Routier, Ainhoa Murúa o Miriam Casillas.

En la última edición de los Juegos Olímpicos, celebrados en Londres en 2012, el español Javi Gómez Noya consiguió la plata, justo por detrás de Alistair Brownlee y por delante de Jonny Brownlee. Donde estuvo ajustado el oro fue en categoría femenina, con el final más ajustado de la historia entre la suiza Nicola Spirig y la sueca Lisa Norden. El sprint mano a mano se decidió en la fotofinish de la llegada, y dio a Spirig como vencedora.

JJOO llegada femenina

Publicidad

Foto: ITU

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí