Publicidad

El triatleta talaverano Fernando Alarza, segundo clasificado en las Series Mundiales de Londres, pasó esta semana por los micrófonos de Transiciones, tu podcast semanal de triatlón. De vuelta a Pontevedra para seguir con sus entrenamientos, Alarza habla de cómo afrontó la carrera y de su estrategia para conseguir el podio, y de sus objetivos para las próximas semanas. De la mano de BH, charlamos con el triatleta que actualmente está clasificado en tercera posición de la general de las Series Mundiales.

Segundo en las Series Mundiales de Londres. ¿Contento por el primer podio?

Muy contento por cómo se ha dado el fin de semana. Objetivo cumplido con ese deseado podio en una Serie Mundial.

¿Cómo fue la carrera?

En Londres la carrera empezó antes del bocinazo de salida. Había mucha incertidumbre sobre cuál sería el sitio bueno en el pontón de salida. Mario (Mola) y yo teníamos la decisión y sabíamos que los hermanos Brownlee iriían al lado contrario del pontón. Nos hicimos los suecos. Al final el lado bueno fue el derecho, me lo confesó Alistair antes de empezar, que allí habrían menos golpes y menos corriente. Fue una natación tranquila sin muchos golpes y que me permitió estar dentro en carrera desde el primer momento. La transición salió bien y luego Jonny Brownlee tuvo un problema mecánico, y Mario Mola y Richard Murray salieron cortados, por lo que no nos lo pensamos y salimos muy fuertes en las primeras vueltas de ciclismo. Nos bajamos con cerca de cuarenta segundos de margen y por la gente que iba en el grupo sabía que tenía mis opciones. Alistair iba a ser difícil de batir, pero el ‘siguiente’ con quien jugarse el podio iba a ser Vincent Luis. Y yo estaba motivado. Creía que iba a ser el día del podio y así fue.

Unos últimos compases de carrera frenéticos.

Alistair arrancó en el kilómetro 1,5 pero si le seguía arrastraba a Vincen Luis y a Ryan Bailie, que no me convenía mucho. Decidí guardar un poco y que ellos dieran la cara en el grupo de tres que ibamos. A falta de un kilómetro me la jugué con todo. Pensé que incluso había sido demasiado pronto. Pero ya había puesto todas las cartas encima de la mesa y era mi opción y salió bien.

Publicidad
¿El ataque les sorprendió a Bailie y a Luis?

Sí. Después del giro de 180 grados, Vincent Luis atacó, pero no le vi con tanto fuelle como en otras ocasiones. No fue un ataque muy explosivo. Hubo un momento en el que los dos se quedaron mirándose mutuamente y entonces decidí atacar un poco por sorpresa. A falta de un kilómetro, si sigues a buen ritmo, esos diez o quince metros que consigues abrir con el ataque son complicado de recortarlo. Fue lo que tenía pensado ya que Vincent Luis en los últimos 300 metros es un triatleta bastante rápido y quería soltarle antes.

¿Qué se siente estando en un podio de las Series Mundiales?

Descargué un poco de presión. Era algo que deseaba desde hacía tiempo. En 2012 logré un cuarto y este año estaba obteniendo muy buenos resultados pero no lograba subirme al podio. Al final es un pasito que tienes que dar y rompes una barrera. Muchas veces estás en carrera y es difícil romper esa barrera. Estoy muy contento por que todo el trabajo que llevamos va dando sus frutos.

Después de tanto trabajo y sacrificio, ¿en quién piensas cuando estás en el podio?

Por supuesto en mi familia y en mi novia, los que día a día están apoyandome. Por supuesto también a mi entrenador, Omar González. Apostamos por un proyecto juntos que nos está yendo muy bien. Creo que tenemos la relación perfecta entrenador-triatleta, cosa que es muy importante a estos niveles. Más que un entrenador, también es un amigo.

¿Estás en tu mejor momento de forma?

Los resultados parece que dicen que sí, pero yo creo que aún me queda bastante. Tengo muchas ganas y aún mucho margen de mejoras. Eso sí, este año hemos sido más precavidos para tratar de evitar lesiones como el año pasado. Pero hay que ir poco a poco para asegurar la clasificación para los Juegos. No queremos que se tuerza por una lesión inoportuna.

Además, este año eres el más regular de las Series Mundiales con todo top8 en carrera.

Me lo dices en diciembre y no me lo creería (risas). Es para estar contentos, queremos buenos resultados pero la regularidad al final también se premia. Llevamos seis carreras compitiendo contra los mejores del mundo y que la peor clasificación sea un octavo es para estar muy contento.

Próxima parada, Juegos Europeos de Baku.

Es una carrera a la que únicamente voy para intentar dar un pasito más hacia los Juegos Olímpicos. Si se consigue ganar esa carrera y ningún español hiciera podio en la carrera de Río de este año, tendríamos los Juegos en nuestras manos. Es una combinación complicada pero si cada carrera conseguimos estar más cerca de los Juegos, pues mejor. Sabiendo que Baku puede ser una carrera bastante factible para la victoria si tengo un buen día, lo intentaré para cerrar las opciones de clasificarme para Río.

¿Cómo afrontas la segunda parte de la temporada?

Posiblemente después de los Juegos Europeos de Baku tomaré una semana de descanso. Me encuentro bien pero es importante descansar por que queda un final de temporada muy duro. Seguramente descansaré en Estocolmo, pero no lo tengo decidido. Irá dependiendo del estado de forma. Además, queda además de las Series Mundiales, la prueba de Río. Trataremos de afrontarlo lo mejor posible.

Este año te has vinculado a un proyecto que estáis desarrollando un neopreno. Cuéntanos más detalles.

Estoy muy ilusionado y hemos trabajado para sacar al mercado lo que queremos que sea un neopreno de referencia a nivel mundial. Me ofrecieron el proyecto junto a mi hermano y otros dos compañeros. Han sido meses de desarrollo de materiales y dentro de poco verá la luz, por lo que estamos muy ilusionados.

Las marcas son fundamentales para los deportistas, visto la cantidad de viajes que hay que realizar para disputar pruebas de máximo nivel.

Por supuesto. Si no fuera por los patrocinadores que tengo no podría haber viajado a las competiciones de la gira oceánica, a Japón o a Ciudad del Cabo, entre otras. Son los que tienen parte de ‘culpa’ de que la TRIArmada de la que tanto se está hablando, esté donde está. Estamos tres españoles entre los tres mejores del momento. Y en parte es gracias a su apoyo.

Foto: ITU Media

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí