Publicidad

El viento no solo ha provocado la cancelación de la XII edición del IRONCAT sino que ha tirado al traste con horas y horas de entreno de los triatletas que habían elegido la prueba catalana para su objetivo de temporada.

La causa de la modificación está justificada por razones obvias de seguridad. La propuesta inicial  de un acuatlón tampoco ha cuajado por la prohibición de la Cruz Roja de realizar el segmento de natación y por las pocas ganas de los triatletas de participar del “recorte”.

La organización, la Federación Catalana de Triatló, ha ofrecido la posibilidad del retorno del 50% de la inscripción en primera instancia y un descuento proporcional para la inscripción a la prueba en 2016.

Sergi Noguera, director técnico de la prueba, ha lamentado en declaraciones a triatletasenred.com la  situación y comparte la decepción de los triatletas y organización. “La seguridad del triatleta es lo más importante y la decisión era obvia. Esperamos que el año que viene podamos retomar la prueba y que todos podamos  disfrutar este histórico triatlón de larga distancia”.

Recordemos que IRONCAT supone también el campeonato de Catalunya de Larga Distancia que, lamentablemente, este año no tendrá campeón.

Publicidad

Desde triatletasenred.com, los mejores ánimos a los muchos amigos y amigas concentrados este fin de semana en L’Ampolla Tarragona.

imagen jmmf.blogspot.com

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí