Publicidad
XAVI LLOBET – Ya han pasado varias jornadas después del éxito del gran Marcel Zamora en el Embrunman, donde todos hemos podido aplaudir y asimilar el enésimo triunfo en tierras francesas del fenómeno barcelonés.

Con esta nueva victoria el duro Mazinger Zeta lleva 9 victorias en Ironmanes franceses (5 en el Ironman Nice y 4 en el Embrunman). Es, sin duda, un logro tan exclusivo que dudo que aparezca otro astro triatlético capaz de igualar y menos superar el impresionante currículum de Marcel.

Todo es fabuloso, todo es maravilloso, pero ¿cuántos saben el trabajo que hay detrás de cada hazaña, de cada deportista que logra una victoria? ¡Lo siento pero muy pocos! Lo difícil es saber superar ese día a día que con pocas fuerzas hay que terminar cuando psicológicamente uno se siente derruido por la intensa carga de trabajo acumulado. Superada la fase de preparación llega la fase competitiva y aparece la MALDITA PRESIÓN, que aumenta en todos aquellos deportistas que quedan tachados como favoritos, como puede ser el ejemplo de Marcel Zamora en el Embrunman.

En efecto, este tipo de posturas ha encumbrado a grandes campeones, pero también ha reactivado a ilustres derrotados. La capacidad de lidiar con la MALDITA PRESIÓN y crecerse en los momentos difíciles es lo que diferencia al buen deportista del campeón. En definitiva, es un perfecto filtro que separa el grano de la paja. O eres capaz de dominar esta influencia o es ella la que te somete y te provoca tal asfixia que acaba oprimiendo todas tus fuerzas y te deja sin ningún tipo de chance para lograr el objetivo deseado.

Marcel Zamora, un claro ejemplo de campeón de pura raza, se comporta como tal en este tipo de situaciones y da lo mejor de sí cuando toca. Ya lleva varios cursos soportando la misma melodía, primero en Nice y ahora en Embrun, donde a Marcel se le exige una nueva victoria, una nueva heroicidad y cada año hay nuevos rivales, más nivel… En resumen, va creciendo la MALDITA PRESIÓN. Muchos sabios del mundo del deporte han aclarado en diferentes ocasiones, que lo difícil no es destacar en la élite sino mantenerse en ella.

Publicidad

Mientras tanto, el menor de los Zamora seguirá con su peculiar rutina: Descansar, entrenar, reñir con las lesiones, preparar con mimo sus grandes objetivos y tramar cómo superar la ¿MALDITA PRESIÓN? Como recuerda el mito de Barcelona, en muchas ocasiones: “Yo hablo en la carretera”. No lo dudéis, al “Joker de los Alpes” no le afectará la presión, volverá y hablará el año que viene en las carreteras cercanas al bello pueblo de Embrun, para conseguir alargando su leyenda con un record inigualable como serán las dos manitas de Ironmans, hito histórico al alcance de unos elegidos.

Web Oficial
@xavi_thewolf

imágenes de ara.cat y blogspot.com
Publicidad

5 COMENTARIOS

  1. Por que teneis de colaborador a una persona que está en un juicio y con una cautelar por relación con el dopaje? Como os atreveis a dejarle escribir?

  2. Hola Carlos. Agradecemos tu interés y tu comentario. Nuestro proyecto no se cree en la libertad de condenar a nadie y seguiremos al márgen de juicios paralelos. Respetamos tu posición pero no podemos compartirla Carlos.

  3. El Marcel compta amb 10 Ironmans en 20 participacions en distància IM. Us heu descuidat la Challenge Barcelona Maresme que compta en el seu palmarés també, i a més és a casa. Salut i km.

  4. Hola Pau! Es cierto que tiene 10 victorias en larga distancia , pero si lees la frase verás que pone textualmente “en tierras francesas” y concreta las 5 victorias en Niza y las 4 en Embrunman. No obstante gracias por tu aporte y darnos la oportunidad de matizar. Un saludo

  5. Me importa poco si Xavi Llobet algún tomó algo. Admiro de él al igual que de Eneko Llanos, Marcel Zamora, Gómez Noya, Kilian Jornet y tantos y tantos otros triatletas que son gente con una capacidad de motivación y de esfuerzo increíbles.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí