Publicidad

El triatleta alemán Sebastian Kienle, campeón del mundo Ironman en 2014, empieza a calentar motores para la temporada 2016. Tras tomarse unas vacaciones, Kienle ya ha retomado la actividad y recientemente aprovechó para trabajar la aerodinámica y la posición encima de su bicicleta en el Velódromo de Aigle, en Suiza. De la mano de su patrocinador Scott, el alemán ajustó y realizó cambios con el objetivo de seguir mejorando la aerodinámica. El Velódromo de Aigle se encuentra en las instalaciones del Centro Mundial de Ciclismo, un lugar ideal para la puesta a punto de ciclistas y triatletas. Junto a Kienle también estuvo haciendo pruebas otro triatleta Scott, Maurice Clavel.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí