Publicidad

Segunda en el Campeonato de España de triatlón de Media Distancia y cuarta en el de Larga Distancia; y vencedora del Sailfish Berga. La temporada 2014 ha sido la mejor para Judith Corachán, y así lo certifican los resultados. Como nueva integrante del club Where Is The Limit?, Corachán arranca su primera temporada como profesional con prudencia pero con mucho empuje. Seguirá dando que hablar.

¿Cómo va la pretemporada de este 2015?

Bien, es el primer año que estoy entrenando en serio porque realmente la temporada pasada fue un contacto con la media distancia. Este año estoy siguiendo una planificación, trabajo con volumen, me han dejado una bicicleta de crono y estoy acumulando experiencia.

¿Tienes ganas de arrancar y ponerte el primer dorsal?

Publicidad

Sí, siempre hay ganas. Con respeto pero siempre con ganas. La primera carrera será el Trilimit, donde haré la distancia sprint. Este año me he sacado la licencia de profesional para participar en el circuito Ironman 70.3.

¿Qué carreras te has marcado en rojo del calendario de esta temporada?

Va a ser un poco sorpresa. Al ser el primer año que voy a competir como profesional, tampoco sé muy bien lo que me voy a encontrar. Eso sí, luchando siempre por estar lo más adelante posible.

¿La media distancia va a seguir siendo tu territorio habitual?

Me centraré en media distancia pero volveré a estar en el Campeonato de España de Larga Distancia, que es un C como el año pasado, y que cerrará la temporada.

Una de las principales citas donde estarás es el Trilimit, el triatlón organizado por el Where is the Limit?, tu club actual (WITL).

Sí, en mi caso haré la distancia sprint porque después, a lo largo del año, ya competiré en varias pruebas de media distancia. Para empezar será una buena toma de contacto y prefiero probar una distancia corta y así cambiar un poco el chip.

Precisamente, desde hace unos meses eres una de las  figuras de WITL. ¿Cómo te sientes en tu nueva casa?

Muy bien. No es un club donde se busquen unos resultados como equipo sino que se trabaja más a nivel individualizado. Pero es muy positivo porque permite a los triatletas centrarse en sus objetivos personales sin tener que cumplir con una participación mínima. Miran por ti y te ayudan en todo lo posible. Han apostado por mi pese a ser seguramente una desconocida. Me han  ofrecido ayuda en el tema económico y es muy importante, porque todos sabemos lo cara que es la media distancia.

Sin duda, WITL es una plataforma para darse a conocer y el pasado día 21 hiciste tu primer entrenamiento abierto al público en Barcelona. ¿Cómo fue?

Es un feedback muy importante que trabajamos con el club, con gente de todos los niveles que apuestan por la marca WITL. En este tipo de entrenamientos la primera beneficiada soy yo porque la gente te conoce, tú les puedes ofrecer tu experiencia… Es muy gratificante. Al principio tienes el miedo de que no vaya a venir nadie pero nos reunimos un grupo de unas 30 personas y salió perfecto.

En 2014 conseguiste buenos resultados. ¿Sientes presión este 2015?

Soy una persona que se pone nerviosa e igual la presión me la pongo yo misma. Está claro que ahora las rivales van a fijarse en mí. También tengo un club detrás que, aunque no me pida resultados, yo igualmente quiero estar delante para demostrar que mi fichaje no ha sido cosa de una temporada buena, por casualidad.

¿Te pones el listón muy alto?

Supongo que siempre tenemos un ángel y un demonio en la cabeza. Por un lado nos ponemos el listón alto pero por el otro sabemos que no siempre las cosas salen como uno quiere y hay que saber aceptarlo. De momento estoy haciendo unos buenos entrenamientos, cumpliendo día a día, y me gusta el triatlón y competir, no todo son los resultados. Pero este año como profesional no sé que me voy a encontrar.

¿Te fijas mucho en las rivales?

La verdad es que no. Igual para no ponerme más presión o porque soy más pasota, no sabría decirte qué rivales son más o menos fuertes. Cuando estoy en la línea de salida hago mi carrera.

Además de triatleta profesional, realizas a diario tu jornada laboral. ¿Te has llegado a plantear dejar tu trabajo para dedicarte solo al triatlón?

(Resopla) Lo veo muy difícil. Es el primer año que puedo considerarme triatleta profesional y que alguien me puede costear algo pero no tengo ningún tipo de ayuda. Pago mi hipoteca y veo imposible dejar mi trabajo. Pienso en competiciones y resultados pero mí día a día es pensar en trabajar, combinarlo con los entrenos y llegar a fin de mes. Desconozco totalmente el tema de las becas.

¿Tienes las redes sociales como herramienta para crecer como triatleta?

Hasta ahora las tenía porque todo el mundo tiene. Pero me he dado cuenta que si no las tienes activas y no tienes seguidores la gente no te conoce y no consigues patrocinadores. Por muy buenos resultados que tengas, si no estás activo en las redes sociales no tiras adelante.

Hace unas semanas estuviste en Cyclistlab. ¿Cómo fue la experiencia?

Es fundamental para todos. Aunque sientas que tu bici va bien, es necesario ajustarla y que se adapte a tus necesidades. A veces pensamos que vamos cómodos pero no estamos siendo tan efectivos como podríamos. Además, en mi caso este año estoy probando una cabra, que nunca la había cogido, y necesito ir bien ajustada.

¿Si alguien te dice que apostaría dinero a que ganaras un gran Campeonato, qué le dirías?

(Ríe). De entrada, sería toda una sorpresa y estaría agradecida. La verdad es que cada vez hay más gente joven que sube muy fuerte hacia la larga distancia y también veteranos. Yo lo voy a intentar pero hay gente muy buena y no será nada fácil. Tengo plena confianza en mí misma pero soy realista.

Foto: WITL

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí