Publicidad

Alberto González nos concede una entrevista a escasas dos semanas de su debut olímpico en París al que llega ambicioso y cargado de confianza.

Parecen lejanas aquellas jornadas en categorías inferiores en las que los hermanos González avisaban de su calidad. Ahora, Alberto González – el pequeño – nos cuenta cómo vivió los momentos previos a su selección, a qué aspira en París o cómo la cita gala es un éxito en el que está muy presente la figura de Ignacio, así como los apoyos que le han arropado a lo largo de su carrera.

(Gomar Marchena) Alberto, si cuando te proclamaste Campeón de España en Banyoles siendo un chaval te hubiesen dicho que ibas a ser uno de los tres representantes olímpicos, ¿te lo habrías creído?

Publicidad

Por aquel entonces, no mucho. Pero estar en unos Juegos Olímpicos creo que es algo a lo que siempre he aspirado y siempre he tenido en mente. Por suerte, el camino me está dando la oportunidad.

(G.M.) ¿Te acuerdas en qué momento y dónde estabas cuando Iñaki Arenal (seleccionador) te llamó y te dijo “eres tú”?

Sí. Fue hace tres o cuatro semanas y estaba en Sierra Nevada. Sinceramente, hasta ese momento estuve positivo porque sabía que los resultados habían sido muy buenos, pero hasta que no se confirma… Una vez me lo dijo, me entró la alegría en el cuerpo, que más tarde la puede compartir con mis padres a la vez que celebraba mi cumpleaños. De hecho, todavía estoy disfrutando del momento.

(G.M.) En París, ¿no se renuncia a nada?

Totalmente. Yo estoy preparado para todo, pero también hay que soñar en grande. Tenemos grandes aspiraciones porque hemos dado el nivel. Por mi parte, me encantaría estar entre los ocho primeros y conseguir un diploma olímpico. Pero también te digo, todos somos merecedores de nuestras plazas y si finalmente has hecho medalla, diploma o el vigésimo es porque realmente la carrera te ha puesto en tu sitio y es lo que merecías. Así que, yo acepto todo lo que venga y todo se verá en París.

(G.M.) ¿En quién te acuerdas cuando piensas en todo lo que has conseguido?

De mi hermano Ignacio, porque es la persona que siempre me ha ayudado en todo este camino. Es algo a lo que él también aspiraba, pero su camino se truncó con lesiones y sé que tanto él como mis padres son los que están ahí siempre apoyándome. Y, luego, también a mi equipo, el Inforhouse Santiago que siempre están apoyándome en cada carrera (y del que también forma parte Ignacio). De hecho, estuvieron animándome desde Roquetas de Mar (donde se encontraban tras participar en varias jornadas de la Liga Nacional de Triatlon) a través la pantalla que instalaron. Eso es algo que voy a agradecer siempre.

(G.M.) Más allá de familia, allegados y clubes… En todos estos años ¿Con quién has contado a nivel de patrocinadores y apoyos?

Desde el principio, la FETRI (Federación Española de Triatlón). Al final es la que ha contado conmigo para todas las carreras internacional y también la que me ha dado la oportunidad de estar en el programa de becas PODIUM, para seguir desarrollando mi carrera deportiva, viajar por todo el mundo para conseguir los puntos olímpicos. Por otro lado, tengo el apoyo de 226ers para el tema de suplementación nutricional. Recientemente, ON Running que está conmigo con el tema de material de carrera; y Specialized España con lo relacionado con la bicicleta. Además, en casa también cuento con la Clínica de Fisiotécnicas avanzadas.

Considero que tengo un equipo que nos merecemos estar donde estamos porque hemos ido de la mano en el trabajo duro.

Publicidad