Publicidad

Lionel Sanders sigue centrándose en mejorar su aerodinámica y tras calcular su CDA en un tes outdoor, ahora se ha ido al velódromo para sacar más datos

Tras un 2022 malo que le llevó a tomar la decisión de no volver hacer distancia Ironman hasta que se sítiese competitivo, la temporada 2023 para el canadiense únicamente haciendo carreras de Media Distancia no le ha dejado nada satisfecho. Por ello, tras y como él mismo compartió a través de sus redes sociales, tres iban a ser los objetivos en los que se iba a centrar para afrontar el 2024

Publicidad
  • Mejorar la natación
  • Conseguir velocidad en la carrera a pie haciendo muchas series de velocidad
  • Mejorar su aerodinámica en la bici

TEST AERODINÁMICO OUTDOOR


Hace un mes veíamos como Lionel Sanders afrontaba su primer test de aerodinámica para calcular su CDA (coeficiente de aerodinámica). Este test lo realizó junto a Marc Graveline en la calle donde finalmente pudo fijar una posición con un CDA muy bueno. Los resultados de dicho test fueron los siguientes (el primero de los dos días sacó un CDA de 0.230 y para el segundo día cambió el ángulo de brazos con un ángulo de 15º):

– Vuelta 1: CDA 0.211
– Vuelta 2: CDA 0.214
– Vuelta 3: CDA 0.209
– Vuelta 4: CDA 0.212
– Vuelta 5 (casco POC tempor): CDA 0.201
– Vuelta 6 (casco POC Tempor): CDA 0.198

Hay que tener en cuenta que comparar CDAs es muy complicado porque influyen muchas variables entre las que están la resistencia a la rodadura, el viento y la dirección de este. Una resistencia a la rodadura que es muy diferente en un velódromo y en una carretera. Aún así, para el test en el velódromo nos cercioramos que esta fuese la misma o muy similar.

TEST AERODINÁMICO EN VELÓDROMO


Para el test aerodinámico en velódromo, Lionel Sanders viajó a Carson para juntarse con Jonas, un especialista que trabaja para Canyon y por el que han pasado más de 600 grandes ciclistas que han rodado la bicicleta Canyon. Tal y como el propio Sanders menciona “un chico muy profesional, que se fija en los detalles y con una mente abierta”

Objetivo del test

El objetivo del test tal y como el explica el canadiense era “lo que busco con este test, a parte de buscar mi mejor posición, es aprender y creer en la potencia que puedo mover porque es la única forma de mejorar y volver al mejor nivel. Aún así, es todo un reto ya que rodar en un velódromo no es nada fácil ya que es muy técnico, al menos para mi”

Metodología

Para el test, la metodología que utilizaron explica Sanders que fue la siguiente:

– Vueltas a 360-370 wattios que son los wattios que creo que puede mover en un 70.3.
– A diferencia de otras veces donde hemos buscado menos wattios pero una posición más sostenible o cómoda, esta vez hemos querido buscar lo opuesto. Es decir, partiendo de los wattios que tengo que mover, buscar la mejor posición aerodinámica
– Tandas de 16 vueltas (cada vuelta en el velódromo son 250 metros) donde recorríamos 4km en unos 5 minutos ya que la velocidad era de unos a 48 o 49km/h
– Todo lo analizamos mediante el software Alpha Mantis
– En total, durante los dos días que estuvimos, invertimos 8 horas donde realizamos 21 tandas de 16 vueltas

Además, antes de comenzar, el propio corredor de Canyon explica que “hicimos unos test para sacar mapas de presión que indicaban la presión que hacíamos sobre el sillín y las zapatillas y cambiamos un poco la posición del sillín adelantándolo 3cm a la posición inicial que traíamos que era la que sacamos con el test de potencia que hicimos outdoor hace mes y medio”

Ejecución

Día 1: CDAs entre 0.231 y 0.228

En la primera tanda (16 vueltas) sacaron un CDA de 0.232. Tras ver ese resultado, decidieron volver a mover el sillín hacia atrás y como consecuencia salió un CDA de 0.228

Todo el resto de la sesión probaron posiciones muy extremas con un reach mayor (distancia de pedalier a extensiones en este caso), moviendo el sillín hacia delante, hacia atrás, llevando los brazos rectos, hacia arriba y las diferencias fueron mínimas.

Los CDA en cada una de las tandas fueron de entre 0.231 y 0.228. Es decir, comparando todas las posición extremas que pusieron, casi no había diferencia. La mayor diferencia era cuando la distancia del sillín estaba a 8cm por detrás del centro de pedalier.

Tal y com concluyó Sander “fue increíble ver como llevando los brazos rectos, altos o bajos o incluso con un reach mayor o menor no me influía en el CDA pero mover el sillín sí y ganaba unos 5 wattios”.

Día 2: CDA 0.219

Al día siguiente volvieron al velódromo y con una posición con los brazos rectos, teniendo en cuenta la resistencia a la rodadura de ese día, el CDA era de 0,227.

Tras ello, buscaron un reach menor y pusieron el sillín a una distancia de 5,1cm por detrás del pedalier y eso resultó en las carreras más rápidas con un CDA de 0.219

CONCLUSIÓN


Lionel Sanders no terminó con buenas sensaciones el test en el velódromo. Tal y como él mismo se sincera explicando “el test ha sido un poco frustrante porque ha traído más preguntas que respuestas. Aún así, hay una pregunta que quería que Jonas me contestara y era ¿Como calificaría un CDA de 0.227 en el triatlón moderno con los triatletas profesionales de hoy en día? La respuesta fue clara, “un 3 o 4 sobre 10”. Resumiendo, mi CDA es bastante pobre

A su vez, otra de las conclusiones a las que llegaron fuero que el canadiense tiene un problema cuando rueda al aire libre o con el viento o con aspectos técnicos ya que su CDA rodando en el velódromo o en la calle es muy diferente. Tal y como él mismo concluye “en el velódromo, con cero viento, no hay diferencias en mi CDA independiente de como lleve los brazos o independientemente mi reach. Es más, en el velódromo, aun sin saber rodar en él, puedo hacer el récord de la hora Canadiense haciendo 1h a 51km/h y sin mover mucho más wattios de 360″.

 

Publicidad